Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

05/12/2018

Espacio de Publicidad - Caras Like

Riccione: sabores bien caseros

.

Los inicios fueron duros. Javier Pisarskis había trabajado en dos conocidas cadenas gastronómicas cuando el país estaba en plena etapa de despidos.

“Soy un amante del buen comer y, básicamente, trato de servir a mis clientes el producto que a mí me gustaría que me sirvieran, innovando constantemente en la calidad”.

“Tenía 20 años y tanto mi señora como yo nos quedamos sin trabajo. Con las dos indemnizaciones decidimos iniciar nuestro propio proyecto”, recuerda Javier quien, junto a Belén, abrieron Riccione, nombre de la ciudad donde estaban de vacaciones cuando se enteraron que esperaban a su primer hijo, en la misma época en que
abrían el restaurante y tenían que bautizarlo.

“Invertimos todo lo que teníamos. Inclusive vendimos algunas cosas personales para terminar de armarlo. Compramos en 18 cuotas una moto que nos robaron a la semana en un asalto. Fueron bastante difíciles nuestros inicios”, recuerda Belén, esposa de Javier, encargada de la administración y los números porque “de cocina, poco y nada”, aclara.

De los tres hijos de la pareja -Federico (20), Alvaro (15) y Lautaro (12)-, Federico es el que desde hace un año está a cargo de ayudar en
la atención de mostrador.

“Pero los tres son excelentes cocineros porque se criaron entre
ollas y sartenes”, dice Javier a quien la cocina se le daba naturalmente desde siempre. “Yo era el cocinero designado en todos los eventos familiares y de amigos”, dice risueño.

¿Cómo comenzó en el ámbito gastronómico?

“Trabaje en McDonald’s donde aprendí la seriedad, la disciplina y las estructuras de trabajo en la gastronomía. Luego en Il Gatto recibí numerosos cursos internos de cocina, ya que para el puesto tenía que conocer sobre la elaboración de cada producto“, remarca.

¿Qué tuvo en cuenta al momento de crear su propio emprendimiento?

“Soy un amante del buen comer y, básicamente, trato de servir a mis clientes el producto que a mí me gustaría que me sirvieran, innovando constantemente en la calidad y buscando mejorar y perfeccionar el servicio”.

¿De dónde salen las ideas de nuevos platos?

“Tengo como hobby viajar a diferentes lugares conociendo su gastronomía e incorporando ideas y sabores. Suelo volver
con las valijas llenas de diferentes especias para sorprender a mis clientes”.

¿Cuáles son las especialidades que sirven?

“Estamos orientados a ofrecer comidas simples de consumo cotidiano, pero de primera calidad. Pizzas con masas caseras, lomitos con mayonesa casera, empanadas con recetas propias.

Nuestras especialidades son, principalmente, las minutas como
costeletas, bifecitos de cuadril, pastas caseras, y las reconocidas milanesas en todas sus variedades: con rúcala y jamón crudo, napolitana, a caballo.

La idea es que el cliente pueda comer comida casera y clásica
como si estuviera en su casa. Creo que hoy podría decirse que nuestros platos principales son los lomos, las milanesas y las rabas.
Además, se destaca la mayonesa casera.

¿Además del restaurante cuentan con otros locales?

“Sí, tenemos el local de sandwiches de miga de elaboración propia. De miga, Tortuguitas y Pebetes. Todo con la mejor materia prima y la
limpieza que nos caracteriza. También tenemos la parrilla para llevar, donde ofrecemos pollo a las brasas y asado por kilo los domingos”.

¿Hacen delivery?

“Sí, con un radio muy amplio. Tenemos clientes que vienen de diferentes puntos de Córdoba a comprar y nos piden sucursales
más cercanas.

Esto es algo que está dentro de nuestros proyectos futuros cuando la situación del país lo amerite y hayamos capacitado el personal correspondiente para no perder la imagen ni la calidad”.

Conoce mas en www.riccione.com.ar o en su perfil de Instagram.

Para conocer las especialidades: Roberto Cayol 3201, Poeta Lugones, Córdoba. Tel: (0351) 4764503 (Restaurante) / 4764616
(Sandwiches de miga) / 4763236 (Parrilla).