martes 18 de junio del 2024

Carolina Laura Abogada de familia y emprendedora responde: ¿Cómo hacemos para achicar la grieta entre hombres y mujeres?

El verdadero enemigo es el machismo, no el hombre. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

Desde que el mundo es mundo, el hombre ha dominado la escena, teniendo privilegios por el solo hecho de serlo. El feminismo ha ido abriendo camino a veces con enormes costos, hacia un lugar de mayor equidad entre ambos géneros. Las mujeres pudimos votar, pudimos salir a trabajar, pudimos adquirir independencia económica y controlar la concepción. Sin duda hemos avanzado mucho.

Pero…  en el devenir de la humanidad, el movimiento es pendular. De un extremo al otro, para ojalá en algún momento acercarnos al equilibrio.

En muchas redes, se ven mujeres empoderadas que levantan la bandera de su independencia y su poder. Algo que hace cincuenta o cien años habría sido impensable. Algo que valoramos, por supuesto.

Lo  que no comparto tanto es que el mensaje vaya acompañado de un desmerecimiento al hombre por el solo hecho de serlo.

Ni el hombre ni la mujer tiene por qué ser descalificado o disminuida por pertenecer a uno u otro género. El prejuicio de que ser hombre es de por sí ser violento o abusador, está vigente lamentablemente en muchas mentes femeninas. Y como todo prejuicio, no siempre es verdad.

Desde mi lugar como abogada de familia, y como emprendedora, trabajo cada día para que la grieta se achique. Para que hombres y mujeres podamos entender que ambos somos igualmente valiosos, y que somos perfectamente compatibles. Hay conductas machistas que ambos debemos desaprender, y en ese camino estamos. Pero no podemos ni debemos echar a nadie del paraíso, o al menos no sin darle una oportunidad.

En el grupo Exclusivo del BLOG DE LOS DIVORCIADOS, (el GOLD) tenemos hombres y mujeres, y convivimos pacíficamente. Por supuesto que si alguien falta el respeto a un compañero o compañera, tenemos tolerancia cero  y le pedimos que deje el grupo. Pero aplica para hombres y mujeres. Todos tenemos derecho a pertenecer a la comunidad si sabemos respetar al resto.

Quisiera creer que podemos vivir en un mundo donde exista el respeto mutuo, hacia todos los seres humanos, sin importar su género, su edad, su altura, su peso, su color de piel, sus arrugas, sus canas, o el idioma que hable. Ese es el mundo que sueño con dejarles a mis hijas.

@elblogdelosdivorciados

www.facebook.com/delosdivorciados

1138681546

[email protected]

 

Galería de imágenes
En esta Nota