lunes 17 de febrero de 2020
caras
ESPACIO NO EDITORIAL - CARAS LIKE | 04-02-2020 16:31

La Petite Maison: mucho más que la casita del árbol

Verdaderas casas de juegos en escala, son hechas con los mismos materiales, cuidados y técnicas constructivas. Galería de fotos

Criada en el campo, en una granja ponedora de gallinas de sus padres, Vicky Parra, CEO de La Petite Maison, jugaba en una casita con dos chapas en la que “quedaban todas mis cositas, ollas, etc. tirados en el medio del parque al rayo del sol”, dice y recuerda que habiéndose criado con hermanos muy mayores, siempre jugaba sola.

¿Cómo surgió la idea de La Petite Maison?

Amo el diseño, la decoración, tengo mucho sentido de lo estético, la proporcionalidad y veo en perspectiva. Fui mamá de mi primera hija a los 22 años y a los 30 tuve a Olivia, mi nena de ocho años que, aunque vivimos en un barrio cerrado donde podría divertirse al aire libre, se la pasa jugando con YouTube encerrada en la casa. Hace cerca de un año se me vino a la mente la idea de hacer casitas.

Quería algo completamente diferente a lo que ofrecía el mercado, algo más real en miniatura que invitara a los niños a salir a jugar, al juego en conjunto, a lo lúdico, y a salir un poco del encierro cibernético. Así se me ocurrió hacer casitas casi reales en medidas que van desde 1.5 x 1.8 x 2.10 de alto, para que entren los papás a jugar, hasta casitas de 4.5 x 3 x 3.4 de alto con entrepiso.

Hoy en día, prácticamente, hago muy pocas casitas en madera, y si las hago son completamente revestidas por dentro con doble pared de aislante térmico, tipo Ruberoid. Los techos suelen tener techos reales tipo tejas francesas cincalum gravilladas, de origen neozelandés. Hago cocinas reales a medida con guías telescópicas laqueadas. Las cocinas parecen realmente de verdad.

Veía que todas las cocinitas eran de tamaño muy pequeñas y sobre todo bajas, con lo cual ya eran incómodas para cualquier nena de más de seis años. Yo les pongo canillas y  bachas reales de acero inoxidable.

¿Utiliza un sistema constructivo similar al Steel frame?

Sí, actualmente soy la primera empresa en hacer casitas infantiles en un sistema constructivo compuesto por placas hidrófugas por fuera o cementicias con terminación de revestimiento plástico, cámara de aire con estructura en madera y durlock interno o madera con terminación de empapelados.

Trato de ofrecer mucho este último sistema constructivo porque, a diferencia de las casitas de madera, este último tiene bastante menos mantenimiento. Todo lo que es madera tiene mucho mantenimiento. Incluso podemos reemplazar los deck de madera por deck en pvc y las aberturas de madera por pequeñas aberturas en aluminio para tener menos mantenimiento aún.

Me quiero alejar completamente de lo que es “casitas del árbol”. Lo mío es diseño y arquitectura en miniatura. Hay materiales que no me interesa trabajarlos y prefiero ir directamente a lo más lindo y lo más perdurable.

Eso, lamentablemente, a veces limita el público, pero quiero dormir tranquila y tener seguridad con lo que ofrezco. En la actualidad estoy hablando con la firma Durlock oficial, la cual va a ser sponsor de varios proyectos. En la empresa trabajan muchas familias que viven de este emprendimiento y trabajamos todos a la par. Yo, muchas veces, me pongo a pintar con los carpinteros o a hacer las terminaciones más delicadas. 

¿La casita de Matilda, la hija de Luciana Salazar la hizo usted?

Luciana quería regalársela para sus dos añitos y diseñamos una casita súper especial para ella donde se incluyeron hasta tazas de porcelana con el nombre de Matilda pintadas en oro. Tiene piso vinílico de alto tránsito, empapelado, cortinas y hasta una cocinita. Muchos famosos me piden canje y hasta se ofenden porque yo no los hago.

¿Tienen sucursales en el resto del país?

Por el momento no. Me llamaron de varias provincias para comercializar mi producto, pero por el momento prefiero seguir sola para poder controlar todo lo que entregó bajo mi marca. De todos modos, entregamos casitas en varias provincias como Misiones, Santa Fe, Mendoza, aunque al ser grandes hay que coordinar bien la logística y el traslado. Pero ya lo hemos hecho varias veces.

Estoy continuamente saliéndome de mi zona de confort y viendo qué más hacer para que las casitas sean cada vez más lindas. Creo que toda mi parte creativa la heredé de mi papá, que murió hace dos años. Me hubiera gustado muchísimo que él hubiera visto las casitas que hago en la actualidad, hubiera estado muy orgulloso.

Conoce más ingresando en su perfil de Instagram.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios