martes 2 de marzo de 2021
caras
CELEBRIDADES | 06-02-2021 08:37

Fede Bal, en el peor momento de Carmen Barbieri

Después de superar su enfermedad, el participante de Masterchef hace frente a una delicada situación. Galería de fotos

Venía de los dos peores años de su vida. Aunque Carmen Barbieri (65) bien supo definirse como “Una leona” por su fortaleza a la hora de presentar batalla. El fallecimiento de Santiago Bal luego de su larga enfermedad y, también el año pasado, el inmenso dolor de ver a su único hijo, Federico Bal (31), luchando contra el cáncer, la llevaron a vivir momentos límites. Pero siempre la peleó y salió adelante.

Sin embargo, hubo un            “enemigo” que no estaba entre sus planes. Ya que mientras se preparaba para sumarse a la segunda edición de “MasterChef Celebrity” y continuaba en el Teatro Broadway, con la obra que produce Flavio Mendoza, “Un Estreno o un Velorio”, se preguntó en voz alta “¿Qué más me puede pasar..? ” Y el destino no tardó en darle su respuesta. Comenzó a sentirse mal y los primeros chequeos diagnosticaron “neumonía bilateral” pero los test dieron rápidamente que se había contagiado Covid y, como es una paciente de riesgo por ser asmática, el 20 de enero fue internada en la Clínica Zabala.

Estoy descompensada y la neumonía se extendió a los dos pulmones. Por ahora sólo me van a poner máscara de oxígen”, comunicaba ella misma desde su habitación. Hasta ese momento, todos los días “Fede” la saludaba desde la vereda de enfrente de la clínica. Ella, asomada a la ventana de su habitación en el segundo piso, le levantaba la mano. Sin embargo, su cuadro se complicó. “Me llevan a terapia intensiva, es por la baja de oxígeno… Ellos (los médicos) tratan de no entubar con respirador. ¡Pobre mi hijo! ¡Dos años terribles!”, escribió en su           último mensaje. Un “coma inducido o farmacológico” cortó toda comunicación entre ellos. Horas de angustia e incertidumbre entonces quebraron a quien, esta vez, debió convertirse en el “fuerte” de la familia.

“Fede está superado… Fueron demasiadas cosas fuertes que debió vivir en tan poco tiempo.. Está angustiado; muy tirado”, confió un allegado a la familia. Entonces él, que está protagonizando la obra “Mentiras         Inteligentes”, tomó la posta de su          madre, le rezó a la Virgen de Guadalupe (que ama Carmen) y pidió: “Recuerdo cuando estuve mal que ustedes del otro lado pidieron mucho por mi recuperación. Ahora les pido a todos los creyentes y los no creyentes que pidan y manden lindas energías para mi vieja. Está en terapia intensiva porque el cuadro se complicó. No dejen de cuidarse”, escribió. El primer fin de semana de febrero la angustia creció. Federico vivió momentos desesperantes que luego se fueron calmando. Sigue en coma farmacológico y con oxígeno pero con valores favorables. La pusieron boca abajo para ver cómo evoluciona. Respondió  bien y está sin         fiebre. La bajaron el oxígeno de 60 a 40”, fue el parte del primer domingo de febrero. Al día siguiente, el panorama fue aún más alentador. “Aunque sigue estable, el oxígeno en sangre bajó un poco y los cultivos muestran una mejora. El cuadro sigue siendo muy delicado pero se espera que lentamente vaya mejorando”, anunció el comunicado. Entonces Fede respiró profundo y buscó una vieja foto de su madre entre los brazos de Santiago y los suyos. “¡Así, te abrazamos fuerte para que estés bien. Desde siempre!”, escribió debajo.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios