viernes 27 de enero del 2023
CELEBRIDADES 12-12-2022 06:30

La nueva cábala de Antonela Roccuzzo para traerle suerte a La Selección Argentina

La esposa de Lionel Messi sumó una nueva tendencia mundialista y está lista para alentar al equipo albiceleste ante Croacia.

Antonela Roccuzzo es la primera dama de La Selección Argentina y en cada partido marca tendencia. En esta oportunidad, la esposa de Lionel Messi volvió viral un ítem que los hinchas empezaron a catalogar como "cábala" para que lo use en el próximo enfrentamiento: el piluso de Argentina. 

Lo cierto es que la influencer asistió al partido que Argentina tuvo que enfrentar contra Países Bajos junto a sus tres hijos; Thiago, Mateo y Ciro y allí desplegó un look que fue el foco de todas las miradas. 

Cuál es el piluso que se convirtió en cábala y tendencia después de que lo use Antonela Roccuzzo

El partido de Argentina contra Países Bajos mantuvo a más de uno con el corazón en la mano y al borde del infarto. Todos se aferraron más que nunca a sus cábalas, como Antonela Roccuzzo, quien lució su camiseta la camiseta suplente (que viene utilizándola desde el enfrentamiento con México) y un piluso a tono.

El piluso de La Selección Argentina, la nueva cábala de Antonela Roccuzzo
El piluso de La Selección Argentina, la nueva cábala de Antonela Roccuzzo

Se trata  del famoso "gorro pescador" de la Selección Argentina confeccionado por adidas. El mismo lleva el escudo de AFA y el mismo color que la nueva camiseta suplente y tiene un valor aproximado de 10.000 pesos.

En dicha ocasión, la esposa del número 10 completó el look con unas zapatillas Louis Vuitton blancas y rosas de 1.200 euros, un pantalón blanco de Zara y joyería.

Cuál fue el ritual de Antonela mientras La Selección Argentina se enfrentaba a penales contra Países Bajos

Antonela Roccuzzo fue tendencia por su ritual antes del penal de Leo Messi
Antonela Roccuzzo fue tendencia por su ritual antes del penal de Leo Messi

 Antonela Roccuzzo se aferró a un ritual  antes de que Messi patee su penal  ante los Países Bajos. El penal del 10 fue clave, y Antonela se encontraba con su hijo sentado mientras ella cerraba los ojos y estiraba los brazos como si estuviera pidiéndole algo al universo o rezando. No quería mirar, solo esperaba el grito de alegría de la hinchada o de decepción si le herraba. 

 

 

 

 

En esta Nota