jueves 19 de septiembre de 2019
caras
ESPECTáCULOS | 24-07-2019 18:23

Agustina Cherri, desde Cancún, celebra la llegada de su hija

La actriz se confesó durante sus vacaciones y reveló el pedido de sus hijos: "Hace tres años que me quieren un hermanito". Galería de fotos

Le sucede lo mismo que a muchas otras mujeres: después de haber sido madre en dos oportunidades, su tercer embarazo despertó tanta felicidad como algunos “temores”, esos que llegan cuando se es más consciente del milagro de la vida. Así, con ese “mix” de emociones, es como Agustina Cherri (35) elige describir las sensaciones frente a la llegada de la beba que nacerá a fines de septiembre y corona su amor con Tomás “Pepo” Vera, el músico que la enamoró cinco años atrás.

Mamá de Muna (10) y Nilo (7), los niños que tuvo con Gastón Pauls, la actriz asegura que los primeros meses de gestación también le trajeron los malestares que no había padecido antes. “Con este embarazo tuve todos los síntomas: náuseas, vómitos y acidez. También esos miedos frente a lo que significa volver a ser mamá. Pero cuando lo hablé con mi obstetra, me dijo que tiene que ver con que estoy más grande y ya tengo dos chicos. Ahora uno vive las cosas más instintiva que mentalmente. Más allá de eso, que fue al comienzo del embarazo, ahora es un placer absoluto. Mis hijos, Muna y Nilo, están felices, me ayudan y acompañan. Es increíble hacer las ecografías con ellos y ver su reacción cuando ven a su hermanita”, confiesa Agustina desde Cancún, el destino al que viajó con su pareja y sus dos hijos para tener las últimas vacaciones antes de la llegada de su heredera.

Después de 10 años de tener a mi primer hijo, soy otra mujer. No digo que ahora sea mejor o peor, sino diferente. Empezamos a buscar un hijo y se dio enseguida. Dijimos ¨este año vamos a buscar a nuestro hijo¨ y así, en el primer intento, llegó. Después de cinco años de relación, con casi cuatro de convivencia, vinó la beba”, se sincera Cherri en el séptimo mes de embarazo.

Alojada en Paradisus Cancún, el hotel 5 estrellas a escasos 15 minutos del aeropuerto internacional, la actriz y los suyos disfrutaron tanto de los 400 metros de largo de su playa, como del tratamiento VIP en “Family Concierge”, bajo el concepto Luxeclusive. También de los nueve restaurantes y ocho bares del resort, entre los que se encuentra “Tempo”, del chef Martin Berasategui, con sus 10 estrellas Michelin.

Al tener a mis hijos yo sentía cubierta mi parte maternal. Entonces lo que me pasó con Tomás es que como él no era papá, se me despertaron el instinto materno y las ganas de tener un hijo con él. También porque lo veo como es con mis hijos y como ellos lo aman. Me parece que esta beba viene a coronar a la familia, y cuando lo digo hablo de todos, porque lo de familia ensamblada no sólo funciona bien entre Tomas y los chicos. Es que tanto los Cherri, como los Pauls y los Vera somos una gran familia y convivimos muy bien”, admite sobre la dinámica familiar Agustina, cuyo grupo disfrutó, de la mano de Playa del Carmen Explore, de una excursión de lujo a Holbox, y de otras a la Isla de La pasión y al ojo de agua Yalahau.

¿Qué dicen sus hijos sobre la nueva integrante de la familia?

—Ya planifican con su hermana, sobre cómo va a armarle el cuarto y se van a repartir para dormir con ella y cuidarla. Es que al ser grandes no sienten celos.

¿Sus hijos le pedían un hermanito?

—Sí, me lo piden insistentemente desde hace tres años.

¿Y también era un pedido de Tomás?

—Ser padres era un tema súper hablado entre nosotros, aunque él siempre fue muy prudente en los tiempos. Quizá yo en ese sentido soy más arrebatada; quiero tener un hijo y digo ¡tengámoslo ya! Pero Tomás hizo su proceso de adaptación a todo: a la relación conmigo, a establecernos como pareja, a la relación con los chicos y después a la convivencia. Él es muy terrenal y está bueno porque a mí, que soy un tiro al aire, me ayuda a ordenarme un poco. Te diría que hasta lo veo más lindo desde que va a ser padre. Ya lo veía así con mis hijos. Ellos tienen una relación tan linda y especial…

¿Y cómo es ese vínculo?

—Es que con cada uno de los niños encontró su manera de relacionarse. Los chicos tienen un padre muy presente, porque Gastón está mucho con ellos y no es que había un vacío que llenar. Por ejemplo con Muna es desde la música, ella toca la guitarra, el ukelele y canta. Y al ser Tomás percusionista hacen temas, componen canciones juntos y desde ese lado conectan un montón. Con Nilo se da desde el juego y con los súper héroes. Y además en esta etapa del embarazo, en el que todo me cuesta más, Tomás se ocupa mucho de ellos.

-Sobre ese punto: ¿Cómo lleva sus cambios físicos?

—El estado de embarazo es uno que disfruto mucho y me gusta, sobre todo porque dura nueve meses (risas) y porque tuve buenas experiencias. Hay mujeres a las que les cuesta más volver a su peso, pero la verdad es que a mí, entre la lactancia y el tener dos chicos más, no. Me alimento bien, y aunque tengo hambre todo el día, trato siempre de comer muy sano.

¿Le sucedió de sentirse más sexy, más sensual?

—No, no me pasa de sentirme un mamá sexy o más fogosa (risas). Me siento correcta, una mujer embarazada y feliz. No siento que el embarazo me haya embellecido o lo contrario, simplemente es otro estado.

¿Qué tipo de parto desea?

—Espero que sea un parto natural. Mi obstetra, Diego Halec, es un médico que tiene un modo de trabajo que comparto y que es justamente el de un parto respetado, pero en las clínicas, en el que no hay intervención alguna salvo que sea estrictamente necesario. Acompañan el proceso, pero en temas como anestesia o episiotomía sólo se recurre si hace falta. Si yo estoy bien con el dolor y me la banco no me van a poner anestesia porque sí.

Siendo vegetariana, ¿Hizo alguna modificación en su dieta frente a los requerimientos del embarazo?

—No, para nada. Soy una embarazada vegetariana y se puede, no pasa nada. Y lo mismo hice durante los embarazos anteriores, como también durante la lactancia, obviamente con un cuidado muy puntual y haciéndome estudios mucho más seguido para controlar el hierro y el calcio. Por ahora viene todo perfecto. Soy muy consciente con mi alimentación.

¿Ya eligió nombre para su hija?

—Estamos ahí, entre dos nombres. El tema es que queremos esperar a que nazca para ver su carita y terminar de definir. Tener esa primera impresión y ver que nos genera.

Podés leer la entrevista completa en la edición de CARAS que ya está en todos los kioskos del país.

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Actualidad

Minuto de Noticias

Toda la información en 60 segundos.

Espacio Publicitario