sábado 10 de abril de 2021
caras
ACTUALIDAD | 03-11-2015 11:16

"El susto ya pasó"

Furriel tras el ACV Galería de fotos

Después de una tormenta, el momento en que los nubarrones se dispersan y lentamente permiten que asome el sol es un símbolo de celebración. Así se lo vio a Joaquín Furriel (41) el viernes 30 de octubre, a las 14:30, a sólo 48 horas de haber recibido el alta en el Sanatorio Los Arcos, donde estuvo internado tras sufrir el lunes 26 un “infarto isquémico sin daño cerebral”, cuando volvía desde España junto a su pareja, la modelo Naomi Preizler (24).“Un infarto cerebral isquémico es una condición que afecta al cerebro y los vasos sanguíneos que lo suministran. Puede comenzar repentinamente y desarrollarse de forma rápida. El paciente se encuentra estable y sin ningún daño o secuela que pueda impedirle su vida normal y cotidiana. Queremos llevar tranquilidad a partir de esta comunicación a su familia, amigos, conocidos”, anunció el parte del sanatorio.

“Estoy bien, el susto ya pasó. Gracias a todos por la buena onda que me mandan”, dijo el actor, que de todas maneras mostraba un movimiento reducido del cuello. Furriel fue a almorzar junto a familiares y amigos a “La Esperanza”, un restó de cocina casera y natural ubicado en la calle Sucre al 1300, en el Bajo Belgrano, donde se ubicó en la terraza y permaneció cerca de dos horas.

Joaquín también fue contenido desde el primer momento por su ex pareja Paola Krum (45), con quien tuvo a su hija, Eloisa (5). La actriz fue una de las primeras en visitarlo en la clínica, luego de descompensarse en el área de migraciones del Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Además, su hermana y sus padres poco a poco cambiaron sus caras de preocupación por un ánimo esperanzador, al ver que Furriel se mantenía despierto y lúcido, y que las tomografías y resonancias confirmaban que se trataba de un “ACV leve” que no dejaría secuelas.“La recuperación fue instantánea. ¡Una gran alegría!”, expresó Preizler.

Joaquín aclaró que, aunque su recupera rápidamente, todavía no iba a dar entrevistas por recomendación médica. El actor reconoce que atraviesa una “mala racha”, ya que en el mes de mayo se cayó de espaldas mientras jugaba con su hija en su casa y se quebró una vértebra dorsal, por lo que también estuvo internado e interrumpió las grabaciones de la tira “Entre Caníbales”. La rehabilitación le llevó varios meses, y esperaba comenzar con los ensayos de “Red Carpet”, obra que está previsto se estrene en el verano, en el Paseo La Plaza.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios