viernes 30 de julio de 2021
caras
ACTUALIDAD | 03-08-2016 18:55

El último adiós a Marta Marzotto

Su nieta, Beatrice Borromeo, lloró su partida. Galería de fotos

Su vida se apagó en pleno verano europeo, una época que tanto disfrutaba y que supo vivir como ninguna. El viernes 29 de julio fue su nieta preferida, Beatrice Borromeo, quien se encargó de informarle al mundo vía Twitter que Marta Marzotto los había dejado terrenalmente: “Ciao nonita mia”, escribió la mujer de Pierre Casiraghi, y el corazón de quienes la conocían y la adoraban se estremeció. Fue en la clínica La Madonnina, de Milán, después de dos meses de internación por un tumor, cuando el infatigable corazón de la condesa de 85 años dijo basta. “Una vida plena de arte, moda, amor, familia y pasiones”, resumió el diario Corriere della Sera, mientras la familia dijo lo suyo a través de un comunicado ofcial: "Marta Marzotto se fue esta mañana en su sueño después de una breve enfermedad. Estaba serena y rodeada de sus hijos y nietos, que en los últimos meses han estado siempre con ella, testigos de la alegría, el humor y la generosidad que la acompañaron hasta último momento”. Y si alguien podía expresar lo que significaba Marta sin dudas que esa fue Beatrice. “Son muchas, demasiadas cosas las que la abuela ha hecho por nosotros. Siempre fue extraordinariamente generosa", una frase que resume lo que sentían por ella tanto sus cuatro hijos -Paola, Vittorio Emmanuel, María Diamante y Matteo- como sus nueve nietos.

Como si el calendario se hubiese puesto de acuerdo, sus familiares y amigos tuvieron todo el fin de semana para digerir la noticia. Y el lunes 1°, si, le dieron el último adios en la coquetísima iglesia de Sant'Angelo. Allí estuvieron los que tenían que estar, y cuando el ataúd llegó en un auto fúnebre con flores blancas, como le gustaban a ella, todos aplaudieron. A sus hijos y nietos los desbordó la emoción, y tanto Beatrice como su hermano, Carlo Borromeo, leyeron dos cartas de su autoría muy cariñosas. Su hija, Paola, compañera infalible de Marta en sus viajes a Buenos Aires y Punta del Este, no podía con su desconsuelo. Y además de las celebridades, cuatro de sus mejores amigas argentinas se acercaron a despedirla: la empresaria Ana Rusconi, y las ex modelos Lily Sciorra, Paula Lattes y Viviana Batán. Marta era una enamorada de Punta del Este, y últimamente privilegiaba más su mansión de La Barra, "Dama de la Nioche", antes que sus propiedades en Marruecos o Francia. "Mi madre siempre decía que quería ser recordada con una sonrisa, y no hay ninguna imagen en la que ella no aparezca sonriendo. Se que sonríe desde donde quiera que esté", expresó Matteo, con lo poco que le daba la congoja para hablar. Y los aplausos se volvieron a escuchar.

Por Carlos Cervetto.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios