miércoles 19 de enero del 2022
ACTUALIDAD 27-11-2021 19:29

Adolfo Cambiaso no pudo vencer a su yerno

El abierto de Palermo, es una verdadera caja de sorpresas. Galería de fotosGalería de fotos

Es un Abierto Argentino diferente, imprevisible, abierto a las sorpresas y con elementos que lo hacen, sin dudas, el más atractivo de las últimas ediciones. La lógica no es la invitada de honor, y la irrupción de las nuevas generaciones de polistas llevó a que Palermo se parezca más a una montaña rusa excitante que a un  previsible crucero por el Caribe. Y si los            “batacazos” ya habían dicho presente en las primeras jornadas, el fin de semana largo que pasó se produjo un cimbronazo de esos que muy pocos hubiesen vaticinado.

El duelo entre La Dolfina Saudi, campeón de las últimas ocho ediciones, contra un cabizbajo La Ensenada, que en las semana venía de caer frente al segundo equipo de La Alegría, no despertaba muchos más atractivos que ver a Adolfito Cambiaso (46) enfrentar al novio de su hija Mía (19), Juan Martín Zubía (22). Todos imaginaban una victoria sin contratiempos para un equipo que, más allá de haber cambiado su cuarteto invencible, sólo había perdido en Palermo un partido de sus últimos 38. Pero nada de eso ocurrió. Los de Luján se plantaron firmes desde el comienzo, ganaron el primer chukker por 2 a 0 y nunca dejaron que La Dolfina lo maniatara. La paridad fue una constante, y dentro de ese inusual contexto La Ensenada dio el golpe en los dos últimos chukkers y aguantó estoico un 12 a 11 con sabor a hazaña.

La llegada de los cuatro héroes al palenque de la Avenida del Libertador fue emocionante. Todos fueron a buscar al coach Ignacio         Heguy (48), mientras los allegados le endulsaban los oídos hablando de “La Nachineta”. Para “Nachi”, cuatro veces ganador de Palermo como jugador, “Hace tiempo que        estos chicos vienen jugando bien”, pero también reconoció que venían golpeados por el partido que La Natividad les dio vuelta en Hurlingham. “Les costó recuperarse de esa derrota, pero hoy demostraron lo que son. Tienen todo y juegan muy bien al polo”, argumentó quien es parte de una dinastía, la de los Heguy, que vuelve a ocupar los primeros planos ahora desde la función de coaches o directores técnicos. “Nachi” conduce a esta jóven formación de La Ensenada; EduardoRusoHeguy (55) lleva las riendas tácticas de RS Murus Sanctus, Bautista Heguy (50) asiste a Alejandro Agote (51) en Chapaleufú, y Alberto Heguy (54) comparte con el Lolo” Castagnola (51) la planificación de La Natividad. “Pepe” fue muy elogiado el domingo por ser el responsable de mantener en cancha a Barto” Castagnola (20), diezmado físicamente por una intoxicación durante la semana, cuando hasta el propio jugador insinuaba ser reemplazado.

   Esta última situación se dio en el otro plato principal del fin de semana, el duelo de primos prodigiosos entre “Barto” y Jeta” Castagnola (18), de La Natividad, contra Poroto” Cambiaso (16) y La Dolfina Brava. Es uno de los nuevos clásicos de Cañuelas y los verdes debían ganar si o si para no despedirse tan temprano del Abierto. Se impusieron por 18 a 13, una diferencia que recién se cristalizó en los dos últimos chukkers, y que les permite soñar aún con llegar a la final en la última fecha, cuando se enfrenten a Murus Sanctus. En la otra zona, los resultados “locos” adelantaron para el próximo sábado, a las 16:30, uno de los partidos más esperados de la temporada; el de La Dolfina Saudi contra Ellerstina. La escuadra de la familia Pieres goléo en sus dos presentaciones y potenció su chapa de favorito, pero deberá demostrar todo lo insinuado frente a su “sombra negra” de las últimas temporadas, más allá de que el defensor del título paga el precio de la adaptación despues de tantos años de jugar “de memoria”.

   La aparición de jóvenes valores y la mayor cantidad de equipos aspirantes al título generaron un mayor entusiasmo del público, que desafió el sofocante calor del sábado y domingo para estar en Palermo. También aparecieron las celebrities que hacen al runrun social de cada abierto argentino de polo. Zaira Nara (33) fue con amigas a ver a La Dolfina, y si bien su pareja no pudo acompañarla, confirmó que con Jakob von Plessen (41) está todo en orden. La trilliza        María Emilia Zavaleta (61) vio jugar a su hijo, el “CorchoClemente Zavaleta (35), en la derrota de Alegría Fish Creek ante Ellerstina, y compartió el programa con su nuera, la francesa Isabelle Strom (32), su consuegra, Alexandra Strom, y Roxana Pittaluga. El domingo reapareció uno de los famosos internacionales que más ama el polo y Palermo, el actor norteamericano Tommy Lee          Jones (75). Junto a su mujer, Dawn Laurel Jones (57), se sentó en una platea preferencial de la cancha 2 para ver la goleada que Murus Sanctus le propinó a Chapaleufú por 18 a 4. La elección del partido no fue casual, ya que en Murus juega el “SapoGuillermo Caset (36), su amigo en el country Santa María de Lobos, el lugar donde el texano emplazó su hogar en la Argentina.

 

Galería de imágenes
En esta Nota