lunes 1 de marzo de 2021
caras
ESPACIO NO EDITORIAL - CARAS LIKE | 30-11-2018 16:29

Dra. Patricia Gonzalez: la magia que viene de Japón

.

Para la Dra. Patricia González (M.N 73955 y M.P 451935), Médica Pediatra Hebiatra, Maestría y Diplomática en Medicina Estética (AMA), Sexóloga Clínica y con Postgrado de SAOTA en Trastornos de la Nutrición y Obesidad, es fundamental la relación médico-paciente para el éxito de todo tratamiento.

"Siendo la piel el espejo del estado psicofísico, es esencial escuchar al paciente con atención, darle tiempo para que exprese sus necesidades de cambio".

“La Medicina Estética es una especialidad que muchos ven como algo banal, pero nada está más lejos de la realidad. Siendo la piel el espejo del estado psicofísico, es esencial escuchar al paciente con atención, darle tiempo para que exprese sus necesidades de cambio, estudiar el tipo y estado de la piel y confeccionar una historia clínica completa", asegura.

"Cada paciente es único y los tratamientos no son para todos por igual. Lo ideal es decidir en conjunto qué es lo mejor para él. Por eso, la primera consulta es la oportunidad de una conexión mutua beneficiosa para el buen desarrollo y resultado en el tratamiento”, considera la Dra. González.

Una de las principales preocupaciones de los pacientes que concurren a la consulta en Medicina Estética es la flaccidez, y otra es la de tener que pasar por un quirófano.

“Por supuesto que hay trastornos y situaciones que son pasibles de resolverse solo a través de cirugía, pero hoy tenemos la posibilidad de evitar el quirófano a través de un lifting mínimamente invasivo que se resuelve en forma ambulatoria con la colocación de hilos de PDO (polidioxanona) también conocidos como hilos mágicos".

Los mismos tienen su origen en Japón y son los que se utilizan para la sutura cardíaca desde hace varios años. Es un tratamiento muy eficaz, con reincorporación laboral y social inmediata posterior a la colocación.

En cuanto a los hilos la profesional remarca. "Se pueden utilizar en rostro, cuello, escote, brazos, abdomen, cara interna de piernas, glúteos. La calidad de la piel del paciente determinará qué tipos de hilos colocar. A veces, es necesario primariamente mejorarla en una primera etapa solo con la malla de hilos monofilamento, de 10 a 20 hilos aproximadamente, para luego colocar al mes los de tracción".

¿Cómo es la aplicación?

"Vienen dentro de una aguja o cánula muy fina que se aplica en el tejido celular subcutáneo y, al retirarla, el hilo queda dentro tensado, sin necesidad de anclaje", afirma.

Por último, destaca."Cada hilo provoca una fibrosis progresiva que lo mantiene en el lugar y produce la tensión buscada. Los hilos se reabsorben a los seis meses de colocados cuando el propio tejido está cumpliendo su función".

Conoce mas en sus redes de Instagram y Facebook.

Para turnos y consultas: Complejo VOHE Estudios. R. Caamaño 1370, 1 er Piso, Estudio 111, Pilar WhatsApp: (011) 15-4167-5768.

https://www.instagram.com/p/Bp65fmNFfmM/

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios