jueves 30 de mayo del 2024

”A través de mi espacio, busco que la gente dé vía libre a su creación, que deje el juicio de lado y vuelva a conectar con su infinitud”

Convesamos con Nazarena Lartigue, creadora de la marca, quien nos cuenta sobre las herramientas holísticas de primer nivel que brinda para profesionales, coaches y terapeutas. ¡No te lo pierdas! Galería de fotosGalería de fotos

Emprender Holístico nació mediante un proceso personal que transitó su fundadora, Nazarena Lartigue. Ella empezó a recopilar herramientas holísticas que ayuden a las personas a encontrar su propósito de vida. Hoy la creadora de este espacio charla con Caras y nos cuenta como ha sido este camino hasta la actualidad. “Buscaba encontrar mi camino, por esa razón comencé a co-crear retiros de búsqueda de propósito, con una amiga y colega. En esa búsqueda incorporé varias herramientas, pero la más impactante fue Barras de Acceso a la Consciencia. Es una técnica que fue canalizada por un psíquico (Gary Douglas) en Estados Unidos, hace más de 25 años, pero se empezó a escuchar más en Argentina éste último año”, destaca la emprendedora.

Las Barras® consta de 32 puntos que tienen las personas en su cabeza y al tocarlos suavemente descargan los puntos de vista y creencias que se han incorporado en la vida. Así nos lo explica Nazarena. “Estas creencias nos limitan de distintas maneras. Tenemos Barras del dinero, creatividad, control, gozo, tristeza, sexualidad, sanación, etc. Es lo más parecido a un antivirus cibernético, pero para la mente”.

¿Cómo fueron tus inicios?

Vengo de familia emprendedora, siempre emprendí y siempre tuve facilidad para la venta. Así que cuando incorporé las herramientas de Access Consciousness®, de una semana a la otra, se tornó mi actividad principal y empecé a vivir de eso. Al poco tiempo empecé a enseñar la técnica y todas las personas que venían a aprenderla eran terapeutas holísticas o aspirantes a eso. La mayoría tenía el mismo problema: no sabía cómo vender sus actividades.

Dos por tres me llamaban para pedirme ayuda con el tema y para mí era un lío explicarlo por teléfono. Para que lo entiendan tenía que hacerles un curso. Me llevó unos meses y una pandemia tomar la decisión. Con la cuarentena mi actividad se vio frenada al principio, y lo vi como una oportunidad para crear este espacio que podría ser de gran contribución para la comunidad de terapeutas, coaches y facilitadores, especialmente en este momento de confinamiento.

Así que creé el aula virtual “Cómo vender terapias”, que funciona con suscripción mensual. Podés estudiar a tu ritmo y, semanalmente, acceder a una mentoría grupal en vivo donde asesoro y despejo dudas.

¿Cuáles son las modalidades y metodologías de consulta?

 Ahora estoy dando clases de Barras de Access® de manera online. Además, hago crecer el aula de “Cómo vender terapias” que está teniendo un impacto súper positivo: no sólo porque se está sumando mucha gente, sino que algunos ya están teniendo grandes resultados en sus negocios. También doy mentorías individuales de manera virtual para trabajar sobre las necesidades comunicacionales del profesional y su negocio.

 ¿En que se especializan o destacan?¿Cual consideran que es su diferencial?  

 Mi diferencial es el humor y el lenguaje cercano. Con la espiritualidad y el emprendedurismo pasa algo muy parecido: parece que no es para todo el mundo, que hay que tener algo especial. Todo lo que comparto pretende mostrar que cualquiera que lo elija puede incorporarlo a su vida. Doy herramientas holísticas, pero entras a mi Instagram y seguro se me escapa algún insulto. No hay que ser Buda para ser espiritual, ni ser Bill Gates para emprender.

 ¿Qué herramientas buscan brindarle a la gente?

¿Qué herramientas buscan brindarle a la gente?

 Todas las herramientas holísticas que doy, son de Access Consciousness. Las mismas apuntan a que la persona conecte con su poder y su propia sabiduría. Nos enseñan que venimos al mundo como una hoja en blanco y tenemos que aprender a vivir en esta realidad. Y eso nos limita. Nosotros ya venimos con nuestro propio saber, pero se ve minimizado y cuestionado. Cuando sos chiquito te dicen lo que se puede y lo que no se puede hacer, y vas creciendo con eso. Y después sos un adulto que viene a terapia porque le duele la vida. Le duele porque no está siendo él, sino que está siendo su entorno.

A través de mi espacio, busco que la gente le dé vía libre a su creación, que deje el juicio de lado y vuelva a conectar con su infinitud.   Cuando enseño marketing, por ejemplo, lo hago en criollo. Porque saber vender también empodera. Sin embargo insisto con que no hay fórmulas mágicas universales, porque así como cada persona es única… cada negocio es único.

Mi objetivo es que ‘desaprendan’, más que ‘que aprendan’. Tenemos tantos conceptos formados sobre cómo tiene que ser cada cosa que nos agarra parálisis por análisis. No hacemos nada, porque creemos que no sabemos cómo se hace, y eso es mentira. Yo doy herramientas y acompaño, pero al fin y al cabo cada persona elige y es creadora de su realidad.

 ¿Cuáles son las mayores satisfacciones que les da su trabajo?

Cuando la gente vuelve a contarme sus resultados. No es algo que pida porque me parece que es del ego querer saber si hice bien mi trabajo, pero cuando sucede reafirmo que estoy haciendo una actividad que genera un impacto muy positivo en la economía, en la salud y en el bienestar de muchas familias.

Ya dejé de creer que todos tenemos un propósito en la vida, dejé de buscarlo incluso. No creo que hayamos venido al mundo a hacer una sola cosa, somos Seres Infinitos y esa creencia se volvió, para mí, limitante.

Nazarena Lartigue - Founder de Emprender Holístico.

Conoce más en www.emprenderholistico.com o en su perfil de Instagram.

Para contacto: Emprender Holístico - +54 9 1167199051

Galería de imágenes
En esta Nota