domingo 21 de julio del 2024

Carla Zeniquel: Psicología – Sexología – Biodescodificacion

Como el estrés impacta en nuestra salud sexual: Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

El estrés es un factor que afecta a la mayoría de las personas en su vida cotidiana. Éste tiene efectos negativos sobre la salud física y mental. Y también tiene una clara influencia sobre la vida sexual.

El estrés crónico puede afectar la libido: reducir el deseo sexual y hacer que el sexo sea menos agradable. La fatiga y la ansiedad que se provocan por el estrés pueden hacer que los individuos no tengan interés en el sexo, perdiendo así la conexión emocional que se puede lograr con el acto sexual. Además, el estrés puede afectar la capacidad de tener relaciones sexuales satisfactorias. La tensión acumulada provoca cambios físicos en el cuerpo, como la tensión muscular y la disminución del flujo sanguíneo, lo que dificulta la erección y la excitación. También puede afectar el orgasmo, disminuyendo las sensaciones placenteras. Afecta también el ciclo menstrual, la lubricación vaginal y el disfrute en general. Estos cambios pueden causar frustración y disminuir la autoestima sexual.

El estrés afecta a los niveles hormonales del cuerpo, lo que a su vez puede tener un impacto negativo en el sexo. La hormona del estrés, el cortisol, puede disminuir los niveles de testosterona, la hormona responsable de la libido. Y también puede desequilibrar los niveles de otras hormonas, como el estrógeno, la progesterona, la oxitocina y la hormona del crecimiento, afectando así el equilibrio del cuerpo en su conjunto.

Pero, lo bueno es que podemos aprender a gestionar y reducir los niveles de estrés y la ansiedad, y esto puede afectar positivamente en nuestra vida sexual y en nuestra salud en general. Primeramente, tendremos que conocernos, saber que situaciones nos generan más desequilibrio, y a partir de ahí encontrar la herramienta más acorde a nosotros: desde formas de relajación, meditación, yoga, ejercicios de respiración, masajes, baile, ejercitarse, mirar una serie, tener un hobbie, etc. Estos pueden ayudar a liberar la tensión, sacándonos por un rato del escenario mental estresante, disminuyendo los niveles de cortisol y otras hormonas del estrés. También podés hacer una consulta o comenzar la terapia con la que más conectes.

Recorda que vivir una sexualidad libre, plena y placentera es sinónimo de bienestar y buena salud.

Datos de contacto:

www.carlazeniquel.com.ar

Instagram: @carlazeniquel

Teléfono: 341 - 3771007

Galería de imágenes
En esta Nota