jueves 16 de septiembre de 2021
caras
CASA CARAS | 25-02-2021 16:56

Consejos básicos para la siembra en macetas

Valeria Churba, experta en agricultura urbana, comparte tips para quienes quieran empezar a plantar en almácigos. Cantidad de sol, riego y más. Los sí y los no para una plantación exitosa.

Valeria Churba es experta en agricultura urbana y una gran promotora de la huerta en casa. “No necesitás grandes extensiones. Se puede hacer en un patio, o en el balcón”, asegura la experta que comparte sus consejos en su IG @valeriachurba. 

Lo primero es encontrar contenedores pequeños y transitorios. Esto irá mejorando las posibilidades de germinación, ya que protege las semillas de factores como lluvias fuertes, vientos, heladas y pájaros. Además, dado su tamaño y el peso, estos contenedores son muy fáciles de manipular.

Cinco claves para cuidar tus plantas si te vas de vacaciones

“Los invito a tener paciencia, estar conectados y a observar este pequeño crecimiento. Estoy segura de que si siguen estos tips les va ir muy bien”, comenta Churba.  

 

1 PASO

“Vamos a necesitar una maceta. Puede ser de barro, biodegradable, textil. Incluso hasta pueden ser potes de queso crema, yogur, helado o cualquier contenedor al que le puedan hacer agujeritos en la base”, comenta Churba. 

Consejos básicos para la siembra en macetas

2 PASO

Lo siguiente es colocar la tierra, el sustrato. “Vamos a necesitar tierra o sustrato para llenar nuestra pequeña maceta”, explica Valeria.

 

3 PASO

“Tomamos 3 semillas y las colocamos sobre el sustrato. Tapar la superficie”, afirma Churba. “La cantidad de tierra sobre la semilla es el doble del tamaño de la semilla de lo que estamos sembrando”. Recomienda evitar sembrar las semillas una al lado de otra. Lo mejor es dejar una distancia de unos 6 a 9 cm entre semilla y semilla. También es importante la cantidad. “Si pongo muchísimas semillas me van a crecer un montón de plantas y va hacer un problema”. 
 

4 PASO 

Valeria aconseja regar suavemente manteniendo la humedad en el sustrato. “El pulverizador permite tirarle agua de forma suave para que no se inunde y queden enterradas las semillas en el fondo y no puedan germinar bien. En los meses de calor tienen que estar muy atentos a que nunca se seque el sustrato”, advierte Churba. 

Por último recomienda: “Si se seca el sustrato puede ser que se interrumpa el proceso de germinación. Por eso probable hay que regar todos los días y en épocas de calor hasta dos veces. Una vez que empiecen a salir los brotes, las plantas van a necesitar la llegada de la luz y cuando la planta tenga 3 o 4 hojas recién podemos trasplantarla a la huerta”.

También te puede interesar

Por Vanesa León

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios