lunes 18 de marzo de 2019
caras
ESPECTáCULOS | 20-02-2019 18:46

La dura historia de vida de la ahijada de Guille Valdés, que conmovió a Marcelo Tinelli

La modelo es la madrina de Keila, una nena de 9 años que fue adoptada por Irene. Recibieron la ayuda de la pareja para terminar de construir su hogar.

Son puro corazón. Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés son conocidos por sus acciones solidarias. Si bien intentan mantenerlo en el anonimato, la realidad es que la pareja siempre está dispuesta a darle una mano a quienes más lo necesitan.

Esta vez trascendió la historia de Keila, una nniña de 9 años que fue adoptada por Irene. Hace algunos años, la modelo se convirtió en madrina de la niña y junto a su pareja decidieron ayudarlas a terminar su hogar.

Irene relató su dura historia de vida en TN y detalló cómo fue que se conocieron con el conductor de ShowMatch. “Se acercaron interesándose por cómo nos habíamos conocido con Keila y si necesitábamos algo. Nos dieron una mano enorme para la terminación de nuestra casa. Ellos han sido muy generosos conmigo y mi familia y nos pone muy felices el estar en contacto, poder hablar con ellos y vernos. Si bien Keila tiene su madrina de bautismo, Guillermina es una segunda madrina por elección”, contó la mujer.

Irene conoció a la chiquita hace cinco años de casualidad, cuando trabajaba como voluntaria en el hospital donde vivía Keila: “Caminaba muy poquito, tenía muchos problemas y trastornos del lenguaje. Era una paciente en estado complicado de salud. Yo vi la posibilidad de ayudarla y ella mejoró muchísimo", agregó.

Keila fue mi primer amor. Decidí que la iba a adoptar. Fue un camino muy largo, lo hice sola pero lo logramos. Nos llevó casi tres años los trámites pero siempre supe que era lo que tenía que hacer. Va a la escuela de Gimnasia y Esgrima de la Plata con una acompañante terapéutica y se lleva súper bien con sus compañeritos. Le apasiona bailar, cantar, nadar y saltar a la soga", finalizó Irene muy movilizada.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios