sábado 12 de junio de 2021
caras
INTERNACIONAL | 20-01-2021 11:10

Melania Trump rompió con una tradición de más de 70 años en la Casa Blanca

La ahora ex Primera Dama no invitó a su sucesora a hacer un tour por la Casa Blanca antes de la asunción de Joe Biden, el presidente electo. Galería de fotos

Como es costumbre en Estados Unidos, antes de la asunción del nuevo presidente, la Primera Dama invita a su sucesora a hacer un recorrido por la Casa Blanca, hogar del matrimonio presidencial, pero en esta oportunidad Melania Trump rompió con la tradición que tiene más de 70 años y no le hizo el tour correspondiente a su sucesora Jill Biden, esposa del presidente electo Joe Biden.

De acuerdo con información de la cadena CNN, la esposa de Donald Trump se negó a continuar con la tradición en la residencia de Washington en el que la llevaría por un recorrido por el ala familiar. Según explicó la misma señal, la tradición tiene como objetivo ayudar al sucesor a establecerse antes de la asunción.

¿Cuando comenzó esta tradición? Según el diario La Nación, todo nació en la década de 1950, cuando Bess Truman, esposa del presidente Harry Truman, invitó a Mamie Eisenhower, esposa del entonces presidente electo Dwight D. Eisenhower, a la Casa Blanca y la última vez que se realizó este tradicional acto fue cuando Michelle Obama invitó a Melania a la residencia presidencial en enero de 2017. Según contó el secretario de prensa de la casa, ambas hablaron sobre cómo era “criar hijos en la Casa Blanca”.

Melania Trump y Jill Biden

Dónde vivirán Donald Trump y Melania después de abandonar la Casa Blanca

La pareja y Barron, su hijo, se mudarán a una de sus mansiones emplazada en Palm Beach. La residencia tiene todas las comodidades dado que fue el empresario quien la adquirió en los años ´80 y la diseñó a su gusto.

Con más de 200 metros cuadrados cubiertos, la casa está en una exclusiva zona junto a otras propiedades majestuosas rodeado de una frondosa vegetación y animales que merodean el lugar, en el Club Mar a Lago.

Decorada al estilo Luis XIV tiene detalles en oro y cristal. El exgobernante norteamericano y la ex primera dama tendrá cada uno su propia habitación dado que duermen separados desde hace ya muchos años.

La vivienda está muy cerca del aeropuerto y tiene un enorme campo donde Trump puede despuntar una de sus pasiones que es el golf.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios