miércoles 19 de junio del 2024
REALEZA 29-05-2024 08:55

El triste cumpleaños 40 del príncipe Harry: en su peor momento, su familia lo hace a un lado

El esposo de Meghan Markle se encuentra complicado.

El inminente 40.º cumpleaños del príncipe Harry podría ser un catalizador para más drama. A pesar del rechazo que su presencia genera en Inglaterra, Harry planea celebrar su cumpleaños también en su país natal. Las dos últimas visitas del príncipe han sido particularmente tensas. En una ocasión, viajó de manera urgente desde California para ver a su padre enfermo, solo para encontrarse con una recepción fría y breve. En la otra, asistió a los Juegos Invictus, evento que también estuvo plagado de tensión y acusaciones cruzadas.

Harry y Meghan
Príncipe Harry  y Meghan Markle.

El retorno del príncipe Harry a Inglaterra para su cumpleaños no augura nada bueno. El rey Carlos III está "más enfadado que nunca" con su hijo menor, el príncipe Guillermo ha cortado toda relación con él, y Kate Middleton desconfía profundamente después de ser acusada de racismo por Harry. Las divisiones en la familia parecen más irreparables que nunca.

Preocupación por la salud real

La corona británica se encuentra en un estado de angustia permanente. La salud del rey Carlos III y de la princesa Kate Middleton es motivo de preocupación, especialmente en el caso de Middleton, cuya recuperación será más lenta de lo esperado y no se espera que reaparezca públicamente hasta el otoño. Esta situación de incertidumbre se ve agravada por las clásicas batallas internas dentro de The Firm.

El rey Carlos III enfrenta problemas de salud que mantienen a la familia y a los observadores en vilo. Las complicaciones de salud han afectado también a la princesa Kate, quien ha sido un pilar constante en la familia. Su prolongada ausencia proyecta una sombra de inquietud sobre la estabilidad de la monarquía.

El clima en la familia real británica es de tensión y desconfianza. La salud delicada de sus miembros clave y las batallas internas no auguran un futuro fácil para la monarquía. Con el cumpleaños del príncipe Harry como posible foco de nuevas disputas, la estabilidad de los Windsor parece pender de un hilo.