lunes 30 de marzo de 2020
caras
REALEZA | 25-11-2019 10:30

La reina Isabel II humilla públicamente a su hijo, el príncipe Andrés

La monarca tomó represalias contra su heredero por su cuestionada amistad con Jeffrey Epstein.

Jeffrey Edward Epstein ​fue un​ afamado empresario condenado​ por tráfico de menores en el mundo de élite​ y conocido como un depredador sexual, quien además tenía un vínculo muy cercano con el príncipe Andrés. El heredero de Isabel II brindó una entrevista a la BBC donde intentó lavar su buen nombre y explicar su "supuesta implicación en la trama de tráfico sexual de menores encabezada por su amigo". Sin embargo sus dichos no sirvieron más que para agravar su mala reputación ante la sociedad británica.

Fue tal el repudio que recibió Andrés, que se vio obligado a renunciar a sus funciones públicas el pasado miércoles, alentado -ni más ni menos- que por su madre. Mujer de armas tomar, la "guerra fría" de Isabel contra su hijo no sólo quedó en ese pedido, sino que además, canceló el festejo por los sesenta años de su heredero. Según el 'Sunday Times', la monarca estaba preparando un gran festejo que decidió cambiar por una cena privada en familia.

No quedan dudas de que la reina busca resguardar un poco a su hijo, más allá del enojo que siente para con él por el vínculo que se rompió entre el duque de York y numerosas organizaciones benéficas. Aunque también la cancelación de su cumpleaños es la forma que tiene Isabel de decir en público que hacer daño a la Corona, voluntaria o involuntariamente, tiene sus consecuencias. "Andrew tuvo una conversación con la reina, haciéndole saber que planeaba abordar la controversia, pero sin entrar en detalles", aseguró una fuente de Buckingham que sostiene que "La reina no sabía nada sobre la entrevista".

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios