viernes 30 de julio de 2021
caras
ACTUALIDAD | 31-01-2017 19:40

Silvina Luna y El Polaco afianzan su amor en las sierras

"Amo que sea un pibe de barrio". Galería de fotos

Ya no les preocupa tanto la mirada ajena. Relajados, se miran y sonríen. Con el dique San Roque de fondo, Silvina Luna (36) y Ezequiel “El Polaco” Cwirkaluk (29), consolidan el romance que nació tras bambalinas de la comedia “Abracadabra”, que comparten en el teatro Holiday, de Villa Carlos Paz. Durante la soleada tarde del sábado 28, a las 16, el cantante recibió a la actriz en el parador Zebra Beach by CARAS, donde la convocó para grabar el videoclip de su hit “Deja de Llorar”. Antes de definir los detalles de la filmación con su amigo y compañero de obra, Federico Bal (27), quien se encargó de la dirección, El Polaco le alcanzó un jugo de naranja a Silvina. Fiel a su galantería y faceta de seductor, que potenció tras ser el finalista del “Bailando por un Sueño”, el artista estuvo en todo momento atento a la comodidad de la ex Gran Hermano. “Nos llevamos re bien, estamos, muy contentos. Aunque nos conocemos hace poquito, pegamos onda enseguida, conectamos desde un lugar muy lindo. Tenemos muchas cosas en común. Cada vez que salimos, nos divertimos mucho”, expresó Silvina, quien no dudó en apoyar a su novio y actuó de DJ en el video.

Desde hacía tiempo ambos estaban solteros. A mediados de 2015, él se separó de Valeria Aquino, la madre de su hija, Alma (3). Fue la única pareja que se le conoció a Ezequiel después de su relación con Karina “La Princesita”, con quien tuvo a su primera heredera, Sol (9). Silvina, por su parte, terminó su vínculo con el DJ Manuel Desrets, en marzo de 2016. “Ella es una mujer hermosa. Nos estamos conociendo de a poco. A los dos nos gusta ir paso a paso”, manifestó el cantante luego de que trascendiera la grabación que los muestra besándose. En ese video se ve cómo el Polaco se baja de una moto de agua  y saluda a Luna, en la casona que alquiló la rosarina en el barrio Terrazas del Lago. Precisamente allí ambos pasan la mayor parte del tiempo, hacen deportes acuáticos juntos y disfrutan de la tranquilidad de las sierras.

Todos los amigos de Cwirkaluk lo describen como una persona humilde, trabajadora, que nunca perdió sus raíces. Y fue esa sencillez lo que sedujo a Silvina para aceptar la primera invitación a solas del artista. “Me encantan sus valores, que sea un pibe de barrio re humilde, buen papá y amigo. Se merece todo lo que le está pasando”, detalló ella sobre el cantante. Ese hombre es el que hoy la hace feliz, tal cual lo escribió la actriz en su Instagram junto a un emoticón de cara de enamorada y una foto de él besándole la mejilla.

por Ariel Bogdanov

FOTOS: Alejandra Maldonado

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios