martes 22 de junio de 2021
caras
ACTUALIDAD | 29-07-2017 09:34

“Vicky y Monchi” Andino, deslumbrados por la magia de Disney

Los hijos de Guillermo y Carolina Prat vivieron un día de ensueño Galería de fotos

Con Guillermo Andino (49) al volante, Carolina Prat (42) y su hija menor Vicky (9) se encargaron de recordarle a Ramón “Monchi” (2 años y 2 meses) todas las tradicionales canciones del mágico mundo de Disney que él tanto ama. Así fue el camino en auto desde su casa de Martínez hasta llegar al Luna Park porteño y ser sorprendidos por los emblemáticos muñecos que hoy protagonizan “Disney On Ice: Festival Mágico Sobre Hielo”. “Monchi ama todos los personajes de Disney así es que fue cantando, en su media lengua, todo el recorrido y preguntando con quién se iba a encontrar. Con Guille teníamos miedo que se asustara al encontrarse con los muñecos tan grandes cuando él está acostumbrados a verlos chiquitos en la tele. Pero no sintió miedo de nada. Estaba fascinado y preguntaba: ‘¿No ‘ta Pluto?’. Mickey y Minnie lo saludaron chocando sus manos con las de él y su sonrisa fue gigante. De felicidad total. Abrió los ojos y nos miró como diciéndonos me saludan… ¡Fue un momento mágico de verdad”, cuenta “Caro” después de la maravillosa experiencia de compartir la magia con las princesas de Frozen, Anna y Elsa, con Mickey y Minnie, con Donald y Goofy, anfitriones del reino. En el medio de esa pista blanca, de 42 por 21 metros, con 43 artistas de siete países diferentes, que lucen durante el show más de 180 trajes, realizados en 183 increíbles escenografías, con más de mil metros de telones en un peso total de 7.300 kilos, que transformaron el Luna Park, el pequeño y rubio “Monchi” se sintió como un príncipe más cuando Mickey le hizo una reverencia y lo saludó. “Yo disfruto mucho cuando veo que mis hijos disfrutan. Fuimos deslumbrados por esa magia de Disney. Con Sofi, que ya está grande y por eso no vino, y con Vicky, ya habíamos vivido esta experiencia maravillosa de pisar la pista de patinaje sobre hielo con estos personajes de fantasía pero nos faltaba experimentarla con un varoncito y fue lo mismo. ¡Lo que sí, ya mostró ser un gran seductor porque miraba fascinado a las princesas y ellas también a Monchi!”, cuenta orgulloso Guillermo. “Estaba tan feliz por haber conocido a sus amados Mickey, Donald y Goofy que a la noche, antes de dormirse, le contaba a mi mamá: “Buela Alejanda me dieron la mano” en su media lengua y era otro show. En su lenguaje habla todo, te cuenta historias y nosotros le entendemos todo. La excitación y la inmensa felicidad que tenía le duró hasta que se durmió. No paraba de hablar sobre su encuentro con los personajes. Vivimos una experiencia maravillosa; de ternura y amor. Porque ver a nuestros hijos disfrutar, felices, nos colma de amor el corazón”, concluye no menos feliz Carolina.

Por Gaby Balzaretti

F.DE BARTOLO/PERFIL

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios