miércoles 11 de diciembre de 2019
caras
ESPACIO NO EDITORIAL - CARAS LIKE | 22-11-2019 12:12

Amor & Julia: diseños exclusivos y ediciones limitadas

Con elementos importados, herrajes exclusivos, piedras y detalles propios de la marca, Amor & Julia ofrece una línea de zapatos, para una mujer urbana, chic, que aprecia la comodidad, sin renunciar a estar divina en todo momento. Galería de fotos

La esencia de Amor & Julia se resume en una frase que repite su creadora, Carolina Jáuregui: “Yo no puedo vender un zapato que no quiera usar”. Y con esa idea de ofrecer lo mejor es que se ha ido forjando con las clientas una fidelidad que trasciende el producto y llega a la persona. El secreto de esta relación no tiene otra explicación que la búsqueda obsesiva por la calidad del producto. Pero en Caro no es esfuerzo, todo se da naturalmente.

¿Cómo nació Amor & Julia?

La inspiración de Amor & Julia se encuentra en lo más puro de mis amores, hijos Manuel (Amor) y Julita (Julia). Ellos son dos motores que encienden la marcha de cada uno de mis diseños. Una combinación diferente de sensaciones que me llevan a crear modelos distintos permanentemente y plasmar la alegría que inunda mi alma cada vez que miro a mis hijos, mi mayor y perfecta creación.

¿Cómo es el momento de la creación?

Dejo que los materiales me activen los sentidos y viajen al encuentro del camino de las clientas; son huellas que yo llamo @misamoryjulia.  Es un deseo, buscado, acogido, y cuidadosamente atesorado para enriquecer el maravilloso mundo del zapato. Estoy convencida que el mundo puede ser visto con otros ojos. Siento que lo más bello de este universo no se toca, ni se mira, sale del corazón.

¿Qué le produce el feedback con sus clientas?

La relación con ellas intensifica la pasión que tengo por lo que hago. Cuando recibo algún mensaje de una clienta o una foto mostrándome cómo le quedan los zapatos, siento una alegría indescriptible. Mi único objetivo es que cada mujer, cuando calza un Amor & Julia se sienta única.  Muchas clientas, incluso, quieren acercarse y relacionarse desde un lugar diferente al estrictamente comercial.

Este feedback que entablo con ellas lo vivo como algo muy natural porque mi relación con todas ellas es absolutamente personalizada. Aunque quisiera, no podría manejarla de otra forma. A veces siento que se me va de las manos ya que me encuentro muchas veces respondiendo mensajes a las 6 de la mañana o a altísimas horas de la noche.

El compromiso es tal, que siento que nos las puedo defraudar con un simple diseño bonito que no esté soportado por un producto de altísima calidad. No quiero que se pierda el valor agregado de lo que difícilmente se ve, pero inevitablemente se siente: la calidad del calzado en su terminación técnica. Si eso no se cumple, el trabajo no está terminado.

¿En alguna parte del proceso está la idea de competir con otras marcas?

Si yo diseñara y fabricara para competir con alguien, o pensando permanentemente en copiarme o que no me copien, estaría agotada y, nada de lo lindo que me pasa, hubiera sido posible.  Creo absolutamente en el poder del boca a boca, ya que lo he experimentado de primera mano.

Cuando pasamos de la percepción a la experiencia, es recién ahí que puedo sentirme satisfecha. Quien ha confiado en mí en base a su percepción, debe sentirse satisfecho con su experiencia de uso. En ese punto es donde la calidad hace la diferencia.

En resumen, como dijo Benjamin Franklin: ¨Bien hecho es mejor que bien dicho”.  

Conoce más en www.amoryjuliashoes.com o en sus perfiles de Instagram y Facebook.

 

 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario