viernes 12 de julio del 2024

“Estimuladores de Colágeno: El Renacimiento Natural de la Piel”

“Descubre cómo los estimuladores de colágeno pueden rejuvenecer tu piel de manera natural”. En esta nota con la Dra Adriana Tripoloni (creadora de Magnolias Estética y Salud) exploraremos cómo estas sustancias estimulan la producción de colágeno y contribuyen a la firmeza y calidad de la piel. ¡Sigue leyendo para conocer más sobre este fascinante tratamiento! Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

Los bioestimuladores de colágeno son sustancias que estimulan la producción natural y biológica de colágeno cuando se inyectan en ciertas capas de la piel. El colágeno es una de las proteínas más comunes en el cuerpo humano, cuya función es mantener las células juntas, firmes y elásticas. A partir de los 30 años, disminuye la producción de esta proteína, lo cual es parte de los procesos naturales del organismo. Sin embargo, la exposición excesiva al sol, el ejercicio físico intenso, la contaminación y el tabaquismo pueden acelerar este proceso. Al perder colágeno, naturalmente, el rostro se ve más cansado, flácido y con líneas de expresión. Por tanto, la aplicación de bioestimuladores viene a favorecer la formación de nuevas proteínas, proporcionando una recuperación de la firmeza perdida a lo largo de los años y una mejora en la calidad de la piel.

¿Qué sustancias se utilizan en este procedimiento?

Los bioestimuladores no están destinados a rellenar, sino a bioestimular. Después de la aplicación, la piel queda con un aspecto de rejuvenecimiento más natural. Esta acción tendrá lugar después de la estimulación en fibroblastos, las células que producen fibras de colágeno. Los productos más utilizados como bioestimuladores de colágeno son:

1. Hidroxiapatita de calcio (Radiesse): Este compuesto es uno de los más empleados. Ayuda a mejorar la flacidez y reducir las arrugas y marcas de expresión.

2. Ácido poliláctico (Sculptra): Estimula la producción de colágeno y es efectivo para la recuperación del volumen facial.

3. Policaprolactona (Elansé): Otro bioestimulador que contribuye a la firmeza y calidad de la piel. 4. Cables de RFQ: Estos cables también se utilizan para estimular la producción de colágeno.

Los efectos de los bioestimuladores son graduales y duraderos, ya que el cuerpo continúa produciendo colágeno hasta 6 meses después del tratamiento, y pueden verse en 4 a 6 semanas después de la primera sesión. Se recomienda que las sesiones se repitan cada 30 a 60 días. Sin embargo, para lograr el resultado esperado, es importante buscar un buen profesional.La aplicación de bioestimuladores es sencilla y se puede realizar en un consultorio. Si estás considerando este tratamiento, asegúrate de consultar con un especialista capacitado para obtener los mejores resultados.

@dra.adrianatripoloni - @magnoliasesteticaysalud

 

Galería de imágenes
En esta Nota