sábado 01 de octubre del 2022

LAS 4 LEYES EMOCIONALES PARA BAJAR DE PESO

“Si hay algo de lo que estoy seguro y tengo la evidencia en mi trabajo, es que el peso corporal, nunca tiene que ver exclusivamente con lo que la persona come”, asegura Gerard Epelbaum, nuestro coach asesor en emociones y alimentación. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

“Bajar de peso, es un proceso que no se inicia en el estomago ni en la boca, sino que se inicia en la mente es una cuestión de mentalidad en principio”.

¿Y cómo podemos trabajar la mentalidad para bajar de peso?

Yo he establecido en mi método 4 leyes emocionales para bajar de peso, y son las que aplicamos con cada persona que se suma a nuestros programas. Además de la nutrición, este trabajo de la mentalidad para nosotros es fundamental, ¡porque ahí se produce el cambio que permite a la persona bajar de peso para siempre!

¿Cuáles son esas leyes?

La primera se llama “la ley del silencio”. Y se basa en que las emociones tienen como escenario el cuerpo, es decir, las emociones, ocurren en nuestro cuerpo y tienen un correlato hormonal.

Una persona enojada, por ejemplo, tiene cierto balance hormonal. Sus glándulas Endocrinas, producen adrenalina y Cortisol y sus neuronas sintetizan una determinada cantidad de neurotransmisores.

La primera ley emocional para bajar de peso, dice que todas las emociones no habladas generan un entorno hormonal de stress, que impide y/o dificulta el proceso de descenso de peso, en sus aspectos bioquímicos y moleculares. ¡Es por eso que es importante reconocer y gestionar las emociones en las que habitamos!

¿Cuáles son las emociones que más inciden sobre la alimentación?

¡Todas las emociones son impulsos físicos para hacer o dejar de hacer algo! Sin embargo, a la hora de la conducta alimentaria descontrolada la ansiedad, el enojo y la tristeza son muchas veces las protagonistas: una persona que esté transitando por esas emociones, tendrá dificultades para ordenar su alimentación y en la capacidad de ordenar nuestra alimentación, esta una de las claves del descenso de peso.

¿Qué pasa cuando una persona puede gestionar sus emociones?

Hay varios cambios en la vida de las personas que aprenden a gestionar sus emociones. En la relación con la alimentación, el cambio es muy trascendente: al escuchar su cuerpo la persona aprende a respetarlo.

Las nutricionistas del Sistema Uno juegan un gran papel aquí con una dieta, diseñada en base a alimentos de alto valor biológico y gran poder nutritivo.  No se trata de pasar hambre ni de nada que se le parezca.

¿Cómo funciona el sistema?

Trabajamos en grupos, de manera on line 100%, en programas de 28 días, con el objetivo de bajar de 8 a 10 kilos en ese periodo, pero por sobre todo, incorporar nuevos hábitos alimenticios y emocionales en cada uno de los participantes!

(Las 4 leyes emocionales del descenso de peso seguirá en próximas notas)

Ig : gerardepelbaum

Galería de imágenes
En esta Nota