lunes 6 de diciembre de 2021
caras
ESPACIO NO EDITORIAL - CARAS LIKE | 15-11-2021 18:23

Molino Mayal: alimentación y producción saludable

¡Conoce más ingresando en la nota! Galería de fotos

Manuela Schedlbauer (58) es una emprendedora que trabajo durante muchos años en la industria del cine y publicidad como maquilladora. Ella siempre fue una apasionada por la cocina y alimentación consciente, por lo que decidió dar un nuevo paso en su vida. Así formó Molino Mayal un emprendimiento dedicado a harinas orgánicas integrales. En esta nota ella nos cuenta más detalles sobre su proyecto.

“Somos un molino pequeño que brinda atención personalizada. Todo comenzó junto a mi marido, hace 8 años, ya que él había traído un molino de piedra. De esa manera, comenzamos a moler harinas orgánicas integrales en diferentes moliendas, logrando las habilitaciones, registro de productos, etiquetas, junto a todo lo necesario para ofrecer un servicio de primera línea”, comenta la creadora de la marca donde producen harinas integrales orgánicas de trigo, centeno, candeal y maíz.

¿Cómo sobrellevaron la pandemia?

Antes del COVID 19, teníamos las puertas abiertas y la gente podía ver el proceso de moler y entender cómo se produce la harina. Para nosotros es importante poder explicar a nuestros clientes de dónde vienen los granos junto al hecho de conocer a nuestros proveedores de manera personal. La pandemia hizo que trabajáramos con puerta cerradas, haciendo los repartos sujetos a los protocolos establecidos. Nuestros teléfonos estallaban con pedidos, trabajamos muy duro y tuvimos golpes fuertes en el 2020.

Manuela, mencionas momentos difíciles, ¿qué situaciones les tocó vivir?

Realmente se hizo todo cuesta arriba: mi papá tuvo un ACV, mi marido COVID (tuvo que pasar por 3 operaciones en un mes) y en mi caso me sacaron un tumor de la cabeza. Todo esto en un lapso 3 meses. A pesar de todo, la familia unida sacó adelante el molino y recibimos mucho amor y contención por parte de nuestros clientes. 

¿Qué disfrutan de su trabajo actualmente?

Mi satisfacción es llegar entregar el pedido a mi cliente. Sus sonrisas, las charlas, los abrazos, ¡a veces hasta me hacen regalos! Es muy lindo volver contenta a casa. Hago lo que me gusta y comparto el trabajo con mis hijos, mi marido y mis padres. Qué más puedo pedir…

A futuro esperamos mudarnos a Matheu, Provincia de Buenos Aires para crear un espacio de charlas y clases de vida sustentable junto a la alimentación consciente. ¡Los esperamos!

Datos para saber más: IG: /molinomayal - FB: Molino Mayal - WhatsApp: 11-57958695.

Nota hecha por Juan Bochor. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios