jueves 18 de abril del 2024

Un compás y un silencio

Mi nombre es Keisy, tengo 36 años y cantar fue mi vía de escape, fue mi manera de salirme de una realidad a la cual no quería pertenecer. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

Todo comenzó desde muy chiquitita, cuando tenía alrededor de 5 años.

Vengo de una familia donde el ambiente solía ser bastante negativo para una niña, sin embargo yo encontraba mucha calma fundiéndome en melodías e intentando imitar a las grandes cantantes de aquel entonces.

No sabía que ese pequeño desvío, sería la herramienta más usada para sanar mi corazón y alma, no solo en ese momento, sino en las dificultades de una vida adulta.

Fui creciendo y a la edad de 11 años, mi profesor de música Fabio Toucedo, me propone cantar en un acto (llamado anteriormente) el día de la raza.

Tan solo imaginen la emoción inmensa que yo tenía! Ya no iba a estar cantando para mi mama o para un público imaginario sino que muchas personas iban a escucharme.

Justo antes de cantar, en el instante previo el lugar se llenó de silencio y yo simplemente cerré mis ojos y me dejé llevar por eso que tantas veces había anhelado.

Era un sueño hecho realidad. Ese día algo en mí cambió y tomé la decisión de dedicarme a la música.

Mi profe, a quien le tengo un cariño inmenso por ser una persona sensible al sentir del otro, habló con mi mamá para decirle que yo tenía condiciones para cantar, y que sería bueno inscribirme en estudios formales (Siempre cuento lo importante que fue eso en la dirección de mi futuro).

¡Y así comenzó la aventura!

Desde chica y hasta el día de hoy me considero una eterna aprendiz y una apasionada por la voz. Con el correr de los años entendí por experiencia personal que cantar sana, cantar ayuda a expresar y transitar emociones. Me permite comunicarme, disfrutar, desahogarme, experimentar placer y felicidad.

Es sin dudas el mejor y más noble antídoto para los momentos tristes ya que al hacerlo liberamos las tan conocidas hormonas de la felicidad.

¿Beneficios? ¡Muchísimos! 

Cantar se convirtió en mi estilo de vida y ayudar a otros a descubrirlo mi mayor meta! No se necesita tener todas las condiciones o una voz privilegiada. Si te gusta cantar hacelo y si queres aprender más estoy para acompañarte.

La voz es un instrumento único y cuando logramos combinar técnica, sentimiento, mente y alma suceden cosas maravillosas. Yo siempre digo que la voz es un gran milagro de Dios y me siento privilegiada de hacer uso de ella en todo su esplendor.

Si queres conocer más de mi te invito a seguirme en mis redes sociales o escuchar mi música en spotify

Instagram: Keisy.musica Tik Tok: Keisymusica Spotify: Keisy

¡Nos vemos en un próximo compás! Con amor Keisy.

Galería de imágenes
En esta Nota