martes 3 de agosto de 2021
caras
ESPACIO NO EDITORIAL - CARAS LIKE | 22-03-2021 20:01

Zona Diet Argentina: COVID 19, inflamación silenciosa y omega 3

¡Conoce más ingresando en la nota! Galería de fotos

Transitamos por una pandemia cuyo responsable es un virus que ataca a todas las personas por igual, pero no todas responden de la misma manera. Algunas cursan un cuadro totalmente asintomático, otras un cuadro gripal leve, otras, síntomas aislados como la pérdida del olfato y en otros casos se produce un cuadro grave, con afectación pulmonar que incluso puede costar la vida.

La interacción entre el agente agresor y el huésped pone en marcha un mecanismo de defensa que es la inflamación y de la magnitud de ésta, dependerá la evolución y tipo de cuadro clínico.

Los cuadros más graves se dan en personas con edad avanzada, obesidad y diabetes, todas situaciones que se relacionan con un evidente desajuste inflamatorio, que favorece la denominada tormenta de citoquinas.

 Esto puede acentuarse por un estado previo de inflamación crónica silenciosa, de bajo grado, también llamada inflamación aséptica que puede estar desencadenada por varias causas, una de las principales es la metainflamación.

La metainflamación está inducida por la dieta, por aquello que comemos, lo cual es determinante para la composición de  la microbiota - bacterias presentes en nuestro intestino con un importante rol en los mecanismos de defensa relacionados con nuestra inmunidad innata, como así también en la génesis y perpetuación del estado inflamatorio.

 Los alimentos que más aumentan la inflamación son los alimentos ricos en grasa saturada, hidratos de carbono refinados, alimentos procesados y ultraprocesados, que, para aumentar la palatabilidad y por ende el consumo, tienen  exceso de grasa, sal y azúcares.

Por el contrario, la  ingesta adecuada de frutas, verduras, alimentos integrales no procesados, legumbres, grasa en estado natural como  frutos secos y semillas,  disminuye la inflamación aportando fibra alimentaria, ácidos grasos omega 3 y polifenoles.

Los ácidos grasos omega 3 son claves en este proceso,  ya que por un lado previenen la inflamación y ante un evento, un ataque, nuestro organismo gatilla una respuesta inflamatoria adecuada, no exagerada, y por otro lado de producirse efectivamente el proceso inflamatorio, estos ácidos grasos omega 3 activan la respuesta de pro-resolución, que es la atenuación, la desactivación de todo el proceso inflamatorio una vez que ha llevado a cabo su función, a través de los mediadores especializados de la pro-resolución.

Más de dos mil años atrás, Hipócrates afirmaba: “Que tu alimento sea tu medicina y que tu única medicina sea tu alimento”, “primero no dañar”, y “que todas las enfermedades comienzan en el intestino”.

Más vigentes que nunca  estos enunciados nos muestran que muchas herramientas sencillas están al alcance de la mano.

Dr. Adolfo A. Cordonnier  MP 70854 - Médico especialista en Clínica Médica - Director Médico de OMOL - Miembro fundador de FIMON.

Datos de contacto: www.zonedietargentina.com.ar - mail: [email protected] - WhatsApp: + 54 9 3404 631567.

Mirá el video de Zone Diet: 

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios