lunes 9 de diciembre de 2019
caras
CELEBRIDADES | 12-11-2019 17:33

Luciana Salazar se confiesa: "No descarto ser Primera Dama de la Argentina"

Mientras se prepara para tener su propia consultoría política dice que le gustaría tomar un café con Alberto Fernández y que quiere dejarle a su hija un país mejor. Galería de fotos

Se ganó la fama de ser el oráculo de la política a partir de tuits que anticiparon resultados y generaron fracturas en ambas orillas de la Grieta. De un lado, “corazón” y del otro, “riñón”, dieron forma a esta Luciana Salazar (39) que eclipsó a analistas y periodistas a base de información fidedigna y primicias periodísticas. ¿Información, operación o tuits rentados? El debate interminable acerca de la intencionalidad de su munición informativa llegó a la Justicia, cuando “Luli” se autodenunció pidiendo que se cité a declarar a Cinthia Fernández y Carla Czudnowsky por decir que la actriz “cobraba” por sus posteos. En el medio, una participación estelar en el “Bailando 2019”, un rumor de romance con el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, y la filtración de fotos junto a su ex, Martín Redrado (58), y su hija Matilda (1), en modo “postal familiar”.

Recargada, “Luli” enfrenta cada uno de los rumores y se atreve a opinar de todos: su admiración por Cristina Kirchner, si aceptaría tomar un café con Alberto Fernández y hasta un cargo en su Gobierno, críticas a Juliana Awada y tips para la nueva primera dama, Fabiola Yáñez.

¿Qué mirada tiene del resultado de las elecciones?

—Esta elección fue la Grieta en todo su esplendor. Quedó polarizada cualquier tercera opción; es un bipartidismo la Argentina. La elección pareció un ballotage, casi el 90% de los votos se los llevó la Grieta. Eso demuestra que tenemos una sociedad dividida y que genera tanto odio ¿Por qué no se puede vivir sanamente sin agresión?

¿Cree que Alberto viene a cerrar la Grieta?

—No sé si alguien puede cerrar la Grieta, pero tiene una buena intención que quedó demostrada en la foto con Mauricio Macri. De ambas partes expresaron que quieren una buena transición. El tiempo dirá.

¿Están contentas con el resultado sus fuentes?

—Tengo de ambos lados. Tengo dos campanas. De un lado quedaron un poquito mejor de lo que se esperaba y del otro están contentos.

¿Qué dice riñón y qué dice corazón, según llamó usted a cada una de sus fuentes?

—Riñón está conforme porque no le fue tan mal como creía y corazón cree que por más que haya sido por menos de 10 puntos, fue una gran elección.

¿Corazón suena como posible Ministro del nuevo Gabinete?

—Por ahora no, mis fuentes no suenan como parte del Gabinete.

¿Y su corazón con quién está?

—No estoy con ningún partido. Hoy por hoy voto a candidatos. Los partidos se fueron perdiendo en su esencia. No voto una ideología o partido, voto a la persona.

¿Miró más a Alberto Fernández?

—Creo que Argentina necesitaba un cambio, y no justamente Cambiemos porque mostró que no pudieron hacer ningún cambio positivo. Indudablemente, fracasaron las políticas económicas, la estrategia política de Marcos Peña...

¿Quiénes fueron los triunfadores y los perdedores de esta elección?

—Acá triunfaron y perdieron los estrategas políticos. La gran estratega fue Cristina Kirchner por la fórmula que hizo y por sumar a Sergio Massa. Marcos Peña le erró, porque si la hubiese dejado a María Eugenia Vidal desdoblar la elección, en ese momento, tal vez podría haber ganado. En eso él falló. Lo que lo ayudó a Mauricio en el tramo final de la campaña fue que se despegó del guión de Marcos Peña de redes sociales y eventos cerrados. Escuchó más a un peronista como Miguel Angel Pichetto o a Mario Negri que tienen más militancia y lo hicieron salir a la calle con la gente.

¿A quién ve como líder de la oposición?

—Horacio Rodríguez Larreta quedó bien posicionado. También María Eugenia Vidal, si bien no le fue bien en las elecciones. Mauricio no es el dueño del 40% del electorado porque tuvo mucho voto anti Cristina que no son a favor suyo.

¿Los ve fundado un espacio propio?

—Quizá sí, sumando a Martín Lousteau junto con algunos radicales. Mauricio fue de los pocos presidentes que no fue reelecto.

¿Siente que su palabra tiene más peso que la de muchos políticos?

—No sé si tiene más peso o no, pero sí se me escucha y me empezaron a seguir periodistas y políticos de renombre local e internacional. Si esta gente me está siguiendo es porque realmente ve algo en mí interesante.

¿Algún político la consultó directamente durante la campaña?

—Me escribieron muchos políticos nacionales que incluso no conozco, felicitándome. Algunos sí los conozco y a otros lo googleé. Radicales y de ambos lados de la Grieta.

¿La invitaron a salir?

—Ninguno fue muy directo, todos con mucho respeto y diciéndome que les encanta esta nueva faceta mía, que descubrieron a otra Luciana, cosas con buena onda.

¿Qué piensa hacer con ese capital político?

—Tengo ganas de dedicarme a la política, no para tener un cargo, pero sí con el fin de asesorar y estar detrás de una persona y aconsejarla. Podría ser consultora o asesora y armar un grupo. Tengo un chico afuera especializado en Relaciones Internacionales que quiere venir al país para fundar un grupo de trabajo. Con él hacemos muchas cosas internacionales y mis tuits sobre las cuestiones globales los armamos juntos. Voy a contratar una coach política para seguir aprendiendo y armar una consultora. Quiero moverme en el mundo de la política que me encanta, de toda la vida me gustó. Con mis amigos vivo hablando de chismes políticos.

¿Qué mujer le gusta de la política?

—A mi me gustaba más la “Lilita” (Carrió) de antes, que no estaba afiliada a ningún partido político, era la fiscal del pueblo y la que le gustaba a todos. Era importante tenerla dentro del Congreso, porque se animaba a decir lo que otros callaban.

¿Qué piensa de Cristina Kirchner?

—Te guste o no, estés de acuerdo con sus políticas o no, es un monstruo político, en el buen sentido. Es admirable como mujer, más allá de que estés de acuerdo o no con sus políticas. Nadie puede negar que es una mujer súper inteligente, que sabe de todo y es una estratega de la ostia, es la mejor oradora que tenemos, al nivel de Barack Obama, es una mujer que te impacta.

¿La conoció personalmente?

—No la conocí, pero me gustaría tomar un café con ella. Es una mujer súper inteligente. Me encantaría conocerla.

¿Qué piensa de Alberto Fernández?

—No recuerdo si lo cruce alguna vez porque tenía una buena relación con mi expareja. Recuerdo estar en una situación en la que mi ex estaba hablando con él por teléfono, pero no recuerdo si me lo crucé o no.

Si la invitara a una reunión con él, ¿accedería?

—No me niego a sentarme a charlar con nadie y menos con el Presidente de la Nación.

¿Aceptaría trabajar dentro de su Gobierno?

—Si es para ayudar sí, por supuesto. No para ser militante.

A Marcelo Tinelli lo llamaron para el Observatorio de la Pobreza, ¿Usted aceptaría?

—¡Claro! Y también si es algo social o referido a la mujer. Estoy dispuesta a hacer todo lo que ayude a mi país.

¿Qué consejo le daría a Alberto?

—Atender la pobreza porque hay mucha gente pasando por situaciones críticas.

¿Cómo ve el traspaso de Juliana Awada y Fabiola Yañez?

—A mi me hubiera gustado una Primera Dama mucho más presente en un momento en el que la Mujer está mucho más empoderada, mostrando su fuerza, su garra, me hubiese gustado verla más activa. No sé cómo es Fabiola, pero me gusta que sea del mundo del espetáculo y que haya estudiado Periodismo. A Juliana me hubiese gustado verla con más protagonismo, como Michelle Obama o Evita.

¿Qué consejo le daría Fabiola?

—Me gusta que cada una tenga su look y no eso de copiar. Me gusta la mujer auténtica y dentro de su look aplicarlo al protocolo sin salir de su estilo. No por ser primera dama tenés que cambiarlo todo. Adaptar el estilo al protocolo pero sin dejar de ser uno. Me gusta que Fabiola venga de otro ámbito, intuyo que el hecho de ser actriz le da otra sensibilidad.

¿Fantaseó con ser Primera Dama?

—Si fuera Primera Dama me gustaría tener un rol muy activo. Sin querer sacarle protagonismo a nadie, pero que tanto el hombre como la mujer sean protagonistas. Conformar una sociedad política, con amor obviamente, algo que sea muy a la par.

¿Ya descartó ese plan?

—Yo no descarto absolutamente nada. Es lindo que te sorprenda la vida...

PODES LEER LA ENTREVISTA COMPLETA (ESTO ES SOLO UN EXTRACTO) EN LA EDICION QUE YA ESTA EN TODOS LOS KIOSKOS

 

Galería de imágenes

Diego Esteves

Diego Esteves

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Todo lo que hay que saber

La información más importante de este martes en un breve video

Espacio Publicitario