jueves 09 de febrero del 2023
CELEBRIDADES 12-12-2022 20:46

Premios Nobel: Lágrimas de princesa, tiara remodelada y vestido repetido

Los reyes y príncipes de Suecia y Noruega se vistieron de gala para la entrega de los Premios Nobel 2022.

Como cada año, el rey Carlos XVI Gustavo de Suecia, entregó los Premios Nobel, mientras que el rey Harald V de Noruega, entregó los Nobel de la Paz.

La entrega de los Nobel tuvo lugar en la Sala de Conciertos de Estocolmo y el rey acudió acompañado de la reina Silvia Sommerlath, la princesa heredera Victoria con su esposo, Daniel Westling, y los príncipes Carlos Felipe y Sofía Hellqvist.

 

Silvia de Suecia

Para esa noche, la reina eligió un vestido recto de encaje morado, con una cola, a juego con tiara, pendientes y collar de diamantes y amatistas, que combinó con un broche de zafiros y diamantes que contrastaba con el look.

 

Victoria de Suecia

La princesa Victoria se decantó por un diseño de Camilla Thulin en color rosa, de escote fruncido y falda voluminosa. Lo acompañó con la ‘tiara de los seis botones’ de diamantes y los pendientes Vasa, mientras que la princesa Sofía lució un vestido de manga francesa semitransparente de gasa, color celeste de Ida Lanto, con la ‘tiara Palmette’ de diamantes que lució en su boda, a la que le cambió las esmeraldas originales por topacios.

 

Sofía de Suecia

La noche siguiente, los reyes de Suecia ofrecieron un banquete a los premiados en el Palacio Real de Estocolmo. La reina Silvia usó un vestido naranja de encaje y la ‘tiara de las nueve puntas’ de diamantes, mientras que la princesa heredera rescató del armario un vestido verde de lentejuelas de Elie Saab, que estrenó hace diez años. Victoria completó el look con la ‘tiara de laurel’ de diamantes. La princesa Sofía estrenó un vestido con efecto degradé en naranja y blanco, y lo combinó con la misma tiara del día anterior, pero con perlas.

Suecia

Por su parte, la familia real de Noruega asistió a la entrega de los Premios Nobel de la Paz en Oslo, un evento en el que, como otros años, no faltaron las lágrimas. La princesa Mette-Marit de Noruega se emocionó con el discurso de Jan Ratcinskij sobre el Memorial, la asociación rusa en defensa de los derechos civiles, que este año ganó el premio, junto al activista bielorruso Ales Bialiatski y el Centro por las Libertades Civiles de Ucrania.

Mette Marit