martes 15 de octubre de 2019
caras
ESPECTáCULOS | 17-09-2019 16:55

Por primera vez Flor Vigna habla de su noviazgo con Matías Napp y qué la sedujo de él

La actriz de "Una Semana Nada Mas" y participante del Bailando habló con CARAS y reveló todos los detalles de su romance. Galería de fotos

Su energía no prescribe. Aún cuando le queda un bache libre entre el ensayo y la función de teatro Florencia Giannina Vigna (25) elige tomar clases adicionales de canto. “Porque me gusta y me hace bien”, asume la joven de Floresta que encabeza la obra más vista de la cartelera porteña desde hace 8 meses consecutivos. Descalza y a cara lavada, así recibe a CARAS en las instalaciones del Sport Club donde junto a Facundo Mazzei (30) y su coach Matías Napp (31) —con quien vive un romance desde hace dos meses— practica el próximo ritmo.

Actriz en ascenso, destaca que “el boca a boca” es una de las claves del fenómeno teatral “Una Semana Nada Más” que rompe taquilla en calle Corrientes –que se presenta las últimas cinco semanas y volverá en Enero 2020 en el teatro El Nacional Sancor Seguros– y que involucra a Nicolás Vázquez en su debut como productor.“Que él haya confiado en mi significó muchísimo porque es un actor que las pasó todas y que todo lo que hace es éxito”, subraya la ex pareja de Nicolás Occhiatto que si bien supo canalizar su separación sobre las tablas, admite: “He tenido mis noches de insomnio como cualquier persona que pasa por una crisis. Miré documentales de Beyoncé, películas de cine viejo y me encontré leyendo libros sola en la cama. Uno se debilita un poco. El amor es lo más lindo pero el desamor es lo más feo también. Y cuando está mal te empaña todo aunque también es el precio de haberlo vivido. Hoy en día hay otra persona en mi vida y eso me ayudó a ver todo mejor. También mi mamá, que es una leona que ha peleado mucho, fue mi gran cable a tierra. Cuando se le murieron sus padres de chiquita, era muy pobre y pasó a vivir de ella misma. Si ella pasó por tanto y yo no, entonces pensaba: “tengo que poder””.

¿Sus colegas en “Una Semana Nada Más” también la contuvieron?

—Benja y Nico hoy son mis hermanos mayores. Si bien tuvimos un noviazgo muy lindo con Nico (Occhiatto), cuando nos separamos él se portó medio mal entonces yo obviamente sufrí como cualquier mujer que se decepciona. Y al estar haciendo una comedia había que descargar entonces yo necesitaba que mis compañeros arriba del escenario me entendieran. Ahí es cuando nos hicimos hermanos. El mejor consejo que me dieron en ese momento fue que ningún hombre me podía desviar de mi carrera ni hacer que perdiera todo lo que me había costado. Y era cierto. Me pasé haciendo castings de chiquitita y no iba a dejar que un bajón anímico hiciera que se fueran las grandes oportunidades que habían llegado. Cuando empecé a salir con Matías le contaba todo a ellos dos y me decían: “nos gusta, lo aprobamos, dale para adelante”.

Dicen que cuando uno desembarca nuevamente en la soltería empieza a cuidarse más y a ocuparse de uno mismo. ¿Atravesó esa etapa?

—Recontra. Uno dice: “bueno, ahora me voy a poner buena y esto y lo otro”. Pero creo que soy muy mala soltera porque el querer ponerme linda, ir al gimnasio para estar diosa me duró muy poquito. Cuando conocí a una persona que me hacía sentir bien con lo que tenía, no tenía que ponerme ni más gorda ni más flaca ni más buena y me relajé. Tampoco sentí que tuviera que aprovechar y estar con toda la carne argentina que se me presentaba. De repente me enamoré y estaba en mi trabajo pero me pasó. Obviamente antes salí, me emborraché con amigas pero me pegó más por ese lado que por estar con hombres que se me presentaran. Tuve solo dos citas pero me daba mucha fiaca. Hasta que dije: “¿qué estoy haciendo? No me lo niego más, me gusta alguien”.

¿Cuándo se dio cuenta que le pasaba?

—Cuando empezamos a salir con Facu (Mazzei) que es como el gran gestor de salidas. Y yo pensaba: “cómo me río con este pibe, Dios mío”. Y como que estaba la intención pero no pasaba nada hasta que pasó.

¿De quién fue la iniciativa?

—De ambos. Nos reíamos mucho los dos. ¿Viste cuando justo cruzaste una mirada y duró más de dos segundos y porque tenía que ser. (Aunque le sigo teniendo un poco de miedo al amor.) después otra? Era algo de los dos que ya no se podía evitar. Aunque por momentos pensaba: “mejor no porque la vamos a cagar, tenemos que estar todo el año juntos todos los días”. Y tal vez al principio no quería enamorarme de nadie por miedo obviamente, estaba muy prejuiciosa de los hombres y no quería volver a sufrir. Salís mal de una relación y meterte en otra... Pero terminó pasando

¿Qué le hizo perder ese miedo?

—El sentir que me merecía ser feliz y darme cuenta que cuando estaba con él no pensaba en otra cosa. Y yo quería estar así, no quería estar angustiaba porque tenía un ex que de repente se estaba comiendo a media Argentina. O porque me hacía muchas preguntas personales.

¿Qué encontró en su coach del “Bailando” que no llamaban su atención otros hombres?

—Que con él estaba bien porque me daba lo que yo necesitaba. Y yo a él. Justo se había separado y entonces todo se empezaba a dar.

¿Le costó volver a sentirse deseada por un hombre?

—Sí, pero justo encontré a una persona que lo hace muy bien y sentí que yo también le podía dar lo mismo, como hacerlo sentir muy valioso más que deseado. Y él a mí. Es el famoso “me hace bien”. Yo no sé qué pasara mañana, si la vida nos hará seguir juntos o no, todavía ni siquiera somos novios. Simplemente nos descubrieron muchas veces juntos y dijimos “¿para qué negarlo?”.

¿Siente que es muy pronto para entablar un noviazgo?

—Sí, hoy queremos ir a nuestra velocidad. Que te saquen fotos en la calle dándote un beso no quiere decir que ya tengamos que ponernos de novios porque otros nos apuren. Por ahora todo va fantástico.

¿Son relajados para salir a la calle o lo piensan dos veces?

—Somos bastante relajados incluso desde la vestimenta, que estamos los dos de jogging yo sin maquillar, nos gusta ser libres. Somos muy parecidos en algunas cosas y muy diferentes en otras. Estamos muy agradecidos con este amor recíproco que se da y que nos tocó en un momento que los dos estábamos bastante mal por nuestra separación, estábamos tristes y nos supimos acompañar primero como amigos hasta que encontramos una persona hermosa al lado.

¿Físicamente Mati Napp coincidía con el patrón de hombre que suele atraerle?

—Nunca tuve un patrón, no soy tanto de enamorarme de la apariencia, me conquista la persona si bien Mati me parece hermoso, hermoso, hermoso nunca va a ser lo que me termine de conquistar su facha. Me atrae mucho su mirada pero lo que más me atrae es su actitud, no solo como intérprete y coréografo, su actitud ante la vida. Es muy de creer en lo que piensa y de llevarse el mundo por delante siendo fiel a sí mismo.

Aseguró que duermen juntos algunas veces. ¿Ya apuestan a una convivencia o no se lo plantean?

—No estamos conviviendo para nada, sí es cierto que dormimos muchos días juntos porque nos queremos y estamos en esa etapa de enamoramiento hace menos de dos meses y bueno… nos tentamos y dormimos más de cuatro veces por semana juntos tal vez. En mi casa, en la de él, nos vamos turnando.

¿Es un buen compañero de series?

—Todavía no vimos muchas series. Sí muchos videos de baile, muchos muchos muchos. Parece medio goma pero hay todo un mundo ahí y un cultura que yo puedo aprender de él muchísimo y me encanta. Él me muestra los últimos videos de EEUU que yo jamás encontraría.

Compartió un video en redes sociales donde sobre el final de una coreografía terminan a los besos en un ensayo, uno encima del otro. ¿Son tan apasionados en la intimidad como se los ve?

—Más que apasionados somos cariñosos, de darnos mucho cariño los dos.

PODES LEER LA ENTREVISTA COMPLETA EN LA EDICION QUE YA ESTA EN TODOS LOS KIOSKOS.

Galería de imágenes

Sabrina Galante

Sabrina Galante

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario