viernes 21 de junio del 2024
INTERNACIONAL 02-02-2024 19:16

Quién es María Teresa, la primera latina en sumarse a la monarquía

La nacida en Cuba conquistó el corazón del Duque heredero de Luxemburgo, en los años 80.

María Teresa, conocida como la Gran Duquesa de Luxemburgo, lleva consigo el título tras su matrimonio con el Gran Duque Enrique de Luxemburgo el 14 de febrero de 1981. Además de ser una de las principales figuras del país europeo, cuenta con una característica muy particular, es la primera latina en ser parte de una monarquía

Quién es María Teresa de Luxemburgo y de dónde proviene 

María Teresa es originaria de Cuba. Nació en La Habana el 22 de marzo de 1956. Sus padres, José Antonio Mestre y María Teresa Batista eran originarios de La Habana y sus abuelos, poseían extensas propiedades en la isla, incluyendo ingenios azucareros y bancos, que fueron afectados por la Revolución de 1959.

María Teresa de Luxemburgo y el Gran Duque Enrique
María Teresa de Luxemburgo y el Gran Duque Enrique

Al llegar Fidel Castro al poder, su familia se trasladó a Nueva York, donde María Teresa asistió al Marymount School y luego al Liceo Francés. Más tarde, se establecieron en Suiza, donde su padre trabajó en el ámbito bancario. Ella continuó su educación en Gstaad y luego en el internado Marie-Thérèse, antes de obtener su licenciatura en Ciencias Políticas en la Universidad de Ginebra. Fue durante este período universitario que conoció al Gran Duque heredero de Luxemburgo.

La historia de amor de María Teresa y el Gran Duque Enrique trajo como fruto cinco hijos y siete nietos. Convirtiéndose en un ejemplo familiar en el continente europeo. No obstante, no todo ha sido color de rosa para la monarca ya que, por sus orígenes latinoamericanos y plebeyos, no tuvo una buena relación con su suegra, la Gran Duquesa Josefina Carlota quien constantemente le reprochaba sus raíces cubanas. 

Pero esto no representó un obstáculo para María Teresa que con los años se convirtió en la Gran Duquesa de Luxemburgo, inaugurando así una tendencia de mujeres latinoamericanas que han llegado a ser parte de otras monarquías, como Máxima Zorreguieta en Holanda y Tatiana Blatnik en Grecia. 

AM