Caras

26/02/2017

Oscars 2017: los mejores y peores looks de la red carpet

Un repaso sobre los aciertos, los colores de moda y los diseñadores elegidos.

Sin lugar a dudas los Premios Oscar son la ocasión ideal para desplegar toda la belleza y estilo en la red carpet. Algunas de las celebrities logran pasar a la historia de las mejores vestidas gracias a los increíbles looks que las hacen brillar durante  la ceremonia más importante de Hollywood.

De hecho, muchas de las elecciones son recordadas gracias al buen impacto que generan en la alfombra roja, pero otras son difíciles de olvidar por haber realizado una mala elección. No es fácil acertar con el outfit ideal y la competencia incrementa gala a gala ya que son muchos items a tener en cuenta para lograr la imagen perfecta: peinado, tipología de vestido, paleta seleccionada y por supuesto, el charme.

La elegancia y el glamour son dos virtudes que no son dignas de cualquiera: salir victoriosa de una alfombra roja no es tarea sencilla si no se tiene la actitud indicada para “salir a comerse el mundo”. Después de todo la principal regla de la noche es “dejarlo todo o volverse a casa”.

Durante meses los diseñadores trabajan arduamente para cumplirle el sueño a las diferentes nominadas, es que las vistas del mundo se posan en esta noche tan especial para el cine a nivel mundial. En esta edición del galardón varias de las actrices lograron robarse todas las miradas, pero quien definitivamente arrolló con su look es Janelle Monae con un increíble diseño en tonos negros de Elie Saab. Las transparencias y los bordados a mano en la falda cerraron el look perfecto, así como también la tiara que acompañó su peinado.

Con un look clásico de Hollywood en un vestido de terciopelo azul con un infartante tajo, la elección de Taraji P. Henson fue de las más sentadoras de la noche. No así fue el caso de Octavia Spencer, que si bien optó por un vestido gris plata que lucía bellísimo con su tono de piel, los detalles de plumas en la falda no le favorecieron a su figura. Si lo hizo el corte a los hombros.

Uno de los outfits que ganó tanto adeptos como enemigos fue el de Dakota Johnson, quien  eligió un vestido Gucci que acompañó con joyas Cartier  parte de la colección privada de la firma. Se veía muy chic y clásica, pero un tanto conservadora para su edad.

De los looks más maravillosos fue el de Hailee Steinfeld por Ralph and Russo. La protagonista absoluta es la falda con cola y apliques florales, cerrando una imagen sumamente chic. Otra de las que dio que hablar con su estilo relajado pero correcto, fue Emma Stone que eligió una pieza de Givenchy, en la gama de los dorados y con detalles de flecos en la falda. Acompañó con aros largos y labios rojos.

Jessica Biel y Justin Timberlake se consagraron como una de las parejas más acertadas de la noche. Ella optó por un espectacular diseño dorado de Kaufman Franco que acompañó con joyas Tiffany and Co. Él, impecable en un traje by Tom Ford.

Nicole Kidman sabe que es lo que le sienta bien. En un diseño de Armani, la actriz salió a comerse la alfombra roja con un vestido color nude con bordados al tono. En la misma gama, Felicity Jones eligió un vestido parte de la colección de Haute Couture de Dior, en la que Maria Grazia Chiuri hizo brillar la femineidad. La solera escote V con falda opulenta de tul con detalles en plateado hicieron perfect match con sandalias color oro.

Otras de las más esperada fue Meryl Streep a causa de las controversias que se formularon alrededor del vestido Chanel que rechazó. Karl Lagerfeld salió a pegarle duro con algunas declaraciones, pero así y todo la actriz decidió no usar el vestido color gris que el Kaiser de la moda había preparado. Vistió una pieza azul profundo de Elie Saab.

En cuanto a los colores más elegidos de la noche, el rojo, el blanco y el gris-plata fueron los que más adeptas ganaron. El dorado fue otro de los más usados, así como también el negro, que nunca pasa de moda. El azul fue otro de los tonos  que se vio en varios de los diseños y se ha convertido en una gran alternativa al uso del negro. Tendencia absoluta.

Por otra parte el verde, un color que se ve muy fresco y sentador para las pelirrojas, es otra de las tonalidades que se ha hecho presente en las pasarelas de los fashion week y los Oscars no fueron la excepción. El color amarillo también es de los colores más shocking y difíciles de usar, pero si se hace de manera correcta es un gran acierto. Giambattista Valli lo hizo propio en su última colección y también fue tendencia en esta edición de la alfombra roja.

One shoulder. Otra de las tendencias que se vio y que resaltó la sensualidad de las ternadas. La clave para llevar este estilo sin lugar a dudas fue mantener todo lo demás muy simple para que este recurso fuese el principal protagonista.

En relación a la moda masculina, varios apostaron al uso de terciopelo: lujoso y muy Oscars. Además, los tuxedos en color negro con moño al tono fueron el clásico infaltable. Hubo también quienes eligieron usar saco blanco como para subir la apuesta. Por supuesto que los ojos estuvieron puestos 100% en Ryan Goslin, quien lucía impecable en un traje de Gucci.

¡Accedé a la galería y mirá los mejores looks de la noche de los Oscars!

 

 

Deja un comentario