Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

17/12/2016

El talento de los “Lombard Twins”

Los hermanos, reconocidos internacionalmente

Tenían siete años cuando en su casa del porteño barrio de Mataderos Facundo y Martín Lombard (38), los “Lombard Twin”, como se conoce internacionalmente a los bailarines argentinos, aprendieron a bailar frente al televisor mientras miraban videos de su ídolo, Michael Jackson, al que finalmente conocieron cuando, a los 21, viajaron a Nueva York persiguiendo su propio sueño americano: seguir bailando juntos para triunfar.
“Viajamos en 1998 con 400 dólares en el bolsillo y durante un año vivimos con 15 dólares por semana. Lo que nos mantenía con pilas era que siempre creimos en lo que teníamos para dar; fue una aventura increíble. Llegamos sin conocer a nadie y sin hablar inglés”, cuenta Martín. “No teníamos miedo porque sabíamos lo que queríamos. Sabíamos que con el tiempo iban a llegar las cosas, aunque no creemos en la suerte. Eso nos ayudó”, agrega Facundo. Su encuentro con el “Rey del Pop” fue casual y se dio cuando salían de una sesión de jazz y tap y, en la intersección de la 8ª Avenida y la calle 46, vieron a Michael Jackson caminando con su sombrero y su barbijo hacía una limusina.
Los gemelos lo siguieron y le llamaron la atención con talento. “¡Esto es para vos!”, dijo uno, y Michael bajó la ventanilla para verlos. El astro elogió su coreografía, les preguntó por su historia personal y les pidió su teléfono, aunque ellos no tenían ninguno. Los Lombard lo tomaron como un buen augurio y luego volvieron a cruzárselo en la desaparecida tienda de discos “Virgin”, en Times Square.
Siempre creyendo en su talento y en el baile, estos hermanos —que supieron debutar en la pista de “Ritmo de la Noche”— lograron abrirse camino: han aparecido en películas como “Step All in”, “Step Up 3D” y “Men in Black 3”, y actuado junto a figuras como Whitney Houston y George Michael. También bailaron para Tito Puente y James Brown, quien durante uno de sus conciertos en Buenos Aires los invitó a subir al escenario, los bautizó “The Soul Boys” y los incluyó en muchos de sus espectáculos durante diez años.
“Todas las experiencias nos dieron algo. Lo de James Brown fue increíble y un momento muy bello en nuestras vidas como fue el de conocer a Michael. También lo fue estrenar un espectáculo en España y otro en Estados Unidos, muy diferentes entre sí. Uno fue “Dreamers”, con nuestros comienzos, y diez años después creamos “Lombards Plays Piazzolla”, un concierto de danza. Debutamos como actores en  Estados Unidos, pero también pudimos trabajar en Buenos Aires con la directora Ana Katz, en “Los Marziano”. Hacer escenas con Mercedes Morán, Arturo Puig y Guillermo Francella fue algo muy lindo”, asegura Martín, creador junto a su hermano Facundo de un tipo de baile que denominaron “Libre expresión”.
“Nosotros sentimos y bailamos al unísono. No importa quién habla y no hace falta aclarar quién dice qué cosa. Tenemos una conexión que es muy fuerte; nos gusta lo mismo, compartimos sueños y proyectos. Transitamos la misma vida”, afirma Facundo. La fraternidad es su fuerza, y por eso aseguran. “Hay que ser un soñador y vivir en” free expresión”. Nuestro estilo permite que salga sinceridad. Cuando te sentís libre te podés expresar. Inventamos una forma de crear piezas de danza sin reglas, ni actitudes predeterminadas; los estilos tienen predetermindas actitudes y las actitudes son una forma de bloquear el sentimiento real. Lo nuestro es conectar música y sentimiento”, afirma Martín, quien vive con su hermano en Hollywood, Los Angeles, en una casa donde tienen su estudio de baile y de grabación.
El 2017 viene con ambiciosos proyectos para los “Lombard Twins”, quienes adelantaron su regreso a Buenos Aires —pasarán aquí las fiestas con los suyos— para sumarse a la reciente gala aniversario de CARAS, en la que impactaron con sus coreografías. “Este año estuvimos en el tema de girar con nuestro espectáculo “Lombard Plays Piazzolla” y fue algo hermoso porque primero lo estrenamos el año pasado en California y éste fuimos a México. Amamos a Piazzolla porque su música es muy emocional y nos da un espacio gigante para poder transitar por diferentes emociones. Vamos a seguir en 2017 con este show y a enfocarnos en la película que escribimos juntos. Tenemos muchas ganas de conseguir una productora que se encargue de llevarla a cabo. Es una historia mágica y bella”, aseguran sobre el guión de espíritu autobiográfico que pretenden filmar mitad en Nueva York y en inglés y la otra mitad en la Argentina y en español.
“La película está basada en nuestra vida, pero no en los detalles, sino en lo que es universal. Tiene que ver con saber y aprender que el camino no es llano”, describe Facundo. Pero el año que viene también estarán girando por Europa y ya les han ofrecido ser parte de otro largometraje de producción inglesa, aunque están analizando la propuesta. “Nos encantaría poder hacer cine en la Argentina y hacer algo interesante en televisión, con Adrián Suar tal vez, veremos”, concluyen los gemelos, felices de ser los arquitectos de su futuro.

 

por Kary López
(producción: Alicia Blanco)

Fotos F. DE BARTOLO/ PERFIL

Agradecimientos: Bar La Perla. Srita. Marta  Zara.