lunes 8 de marzo de 2021
caras
ACTUALIDAD | 21-07-2016 17:39

Ergün Demir pide por la paz en Turquía

"No entiendo la violencia". Galería de fotos

La ciudad estaba sitiada por tanques y helicópteros que sobrevolaban la zona de Parlamento turco. El miedo se apoderaba de la población que poco a poco salía de sus casas con banderas para copar la Plaza Taksim, en pleno centro de Estambul, para defender la democracia y evitar que el Golpe de Estado, que se estaba gestando, tomara el poder. La imágenes, emitadas alrededor del mundo por las principales cadenas de noticias, conmovieron hasta las lágrimas al actor turco Ergün Demir, quien vive desde el año pasado en la Argentina, y que hoy se manifiesta orgulloso por la fuerza y convicción que demostró su pueblo.

“Antes de hablar de mi país quiero recordar otra cosa. Dos días antes, el 14 de julio, estuvimos festejando el nacimiento de la democracia en el mundo. El Embajador de Francia me invitó a celebrar en su Embajada. Estuvimos con el ministro Alfonso Prat Gay hablando hasta que recibimos la noticia del ataque terrorista en Niza. Allí murieron 85 inocentes. Mientras estaba haciendo el duelo, recibí esta noticia de Turquía. Me parece surrealista. Es como estar viviendo una pesadilla. Gracias a la información que me brindan mis amigos periodistas sé que la situación está ahora en manos del Gobierno. Ojalá que lo peor haya quedado atrás”, dice.

Visiblemente acongojado, el actor, que intrepretó a Ali Kemal en la novela “Las mil y una noches”, asegura que hace más de 48 horas que no duerme por la desolación que siente por Francia y Turquía. En medio de tanto dolor, lo alivia saber que su familia no corre peligro. “Menos mal que mis hermanos están fuera de Turquía. Ellos viven en Francia. Mis padres están 1500 kilómetros de Estambul, al Noroeste del país, al lado del Mar Negro. Pero sí tengo tíos y primos en la capital, cerca del lugar de los hechos. Y todavía no pude contactarme con todos pero sé que están tranquilos.Aunque tengo un poco de miedo, gracias a Dios mis padres y hermanos están bien”, expresa.

Si bien hace tres meses está sin trabajo, Ergün cuenta que hoy vive de sus ahorros y sueña con poder actuar en alguna telenovela local para devolver a la Argentina todo el amor que le brindó desde su llegada, el año pasado, para participar del “Bailando”.

“No puedo entender que en pleno siglo XXI la gente esté haciendo cosas tan feas por un poco de petróleo o por un pedazo de tierra. La vida es muy corta y hay que disfrutar y compartir. Yo aquí, en este país, estoy haciendo cosas por los inundados de Entre Ríos y Santa Fe. Distribuyo camiones con ayuda para los que más lo necesitan. Yo vivo de esta manera; guiado por la hermandad y la amistad”, confiesa. Mientras se prepara para encarar una serie de conciertos de música melódica que lo llevarán por toda América del Sur, el actor se pone a disposicón de su pueblo y aboga por la paz en el mundo entero.“Quiero ser eficiente en el lugar donde esté. Si estoy en Turquía atrás de un tanque no puedo servirle de mucho a mi país. Mi idea es hablar con la producción de mi nuevo espectáculo para ver lo que podemos hacer por Turquía. Por ahora la situación se estabilizó. Si llegara a ponerse peor pienso regresar porque no puedo estar de espectador de lo que sucede. Recibí buenas noticias con respecto a la situación. El Ejército y el Gobierno están controlando lo que sucede. Este intento de Golpe lo hicieron doscientos soldados. ¡Es una locura! Quiero que la gente se de cuenta que no es un Golpe de Estado del Ejército sino de un grupo de soldados que sólo buscan generar más violencia”, dice.

Sentado en un banco de Plaza Francia lee con atención lo que cuenta sobre la situacón de su país el diario “Perfil” y suspira. Ferviente defensor de la democracia y de la libertad, Ergün Demir parece representar al soñador de “Imagine”, aquella bella canción de John Lennon que no pierde vigencia y habla sobre la paz. “La mejor manera de expresar el descontento que uno pueda sentir ante un Gobierno es yendo a votar. Poder elegir es un regalo que tenemos en los países occidentales. Aún hoy existen lugares en donde los dictadores no te preguntan nada ni te dan la posibilidad de expresarte. Hay que proteger la democracia”, concluye.

Por Delfina Ortega Nodar.

Fotos: Marcelo Dubini.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios