sábado 18 de septiembre de 2021
caras
ACTUALIDAD | 22-07-2016 16:03

La animadora infantil Adriana junto a su hija

"Julieta nació escuchando música". Galería de fotos

Verlas juntas es, de alguna manera, retroceder en el tiempo y revivir en Julieta, su hija de 22 años, los comienzos de Adriana Szusterman, popular cantautora y referente en la música para los más chicos. Unidas por la misma pasión y con un notable parecido físico, Adriana y su primera heredera comparten el mayor de los tesoros: una innata vocación por la música que jamás buscaron, simplemente llevan en los genes. “Juli escucha música desde la panza. Fue mamando el teatro desde antes de nacer y se dio todo de manera muy natural. A los 3 años me pidió que la llevara a estudiar a la escuela de Reina Reech. Y a los 6 años espiaba mis ensayos.

Hasta que un día le propuse subir al escenario y participar de un espectaculo en el Paseo La Plaza”, cuenta la reconocida intérprete a CARAS. E inmediadatamente define a su “nena”, quien eligió continuar con su legado, como una persona “Luminosa, inquieta y muy curiosa. Tiene una gran personalidad y es muy perfeccionista y obsesiva. Eso lo heredó de mi. Siempre buscamos dar lo mejor y si algo no nos sale, movemos cielo y tierra hasta conseguirlo. Para nosotras no existe el no”, admite orgullosa.

Bailarina, cantante y compositora, Julieta supo construir su propio camino y jamás cargó con el rótulo de ser “hija de”. “Juli baila conmigo en mis videoclips desde que es chiquita y la gente ya la conoce. Hoy compartimos escenario en mi show y es muy emocionante, ya que sube a tocar un tango dedicado a mi abuelo junto a mi papá. Es un momento sumamente emotivo con las tres generaciones en el escenario”, destaca Adriana, que se presentará del 16 al 31 de julio a las 17hs. con el musical “Cantando con Adriana”, en el Auditorium de Belgrano.

Además de conectarse en la faceta musical, madre e hija comparten momentos muy especiales en el día a día. “Nos encanta salir a pasear juntas con el auto y poner la música a todo lo que da. Escuchamos desde Bandana hasta Queen y Los Beatles. También vamos mucho de shopping porque ella es fanática de la ropa y siempre me aconseja sobre cómo lookearme”, revela quien hizo famosa la canción del mítico “Sapo Pepe”. Y, casi sin respiro, reflexiona: “Siento un gran orgullo porque además de que es muy talentosa, Juli estudia y se prepara desde chiquita. Siempre se está perfeccionando. Tiene un perfil muy bajo, es solidaria y no se la cree para nada. Me emociona verla cantar porque la veo feliz en lo que hace”.

Por Sabrina Galante.

Fotos: Julieta Zubiri.

Agradecimientos: Maquillaje y peinado, Anahí Ochoa para Camila Spreafico Studio, Verónica Far, Pago Chico, Lala Martínez Accesorios, Pepe Cantero.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios