martes 11 de mayo de 2021
caras
ACTUALIDAD | 17-08-2016 12:36

Rocío Oliva y Jana Maradona, felices en Miami

"Somos muy compinches". Galería de fotos

Tras desmentir los rumores que señalaban, por un lado, que estaba embarazada y, por el otro, que se había separado de Diego Maradona, Rocío Oliva organizó un viaje con su familia y Jana Maradona a Miami y Orlando. Hacia mucho que tenía el sueño de visitar los parques de Disney con su madre Mónica y su hermano Luciano. Y así lo cumplió, mientras Diego se quedó en Buenos Aires ya que aún no puede ingresar a EE. UU. por sus problemas con la renovación de la visa. Los cuatro se trasladaron a los Estados Unidos en clase turista, sin lujos ni excentricidades. Estuvieron siete días en Orlando y, entre los parques de diversiones que recorrieron, se enamoraron del parque Magic Kingdom. Instalados en Walt Disney World Resort, se levantaban muy temprano y regresaban a su habitación cuando recién caía el sol, aprovechando al máximo su estadía en la playa. Luego se trasladaron a Miami, donde disfrutaron de la pileta del hotel Fontainebleu de la ciudad de Florida. "Fue un viaje de absoluto relax. Quería que mi hermanito conociese Disney. La pasamos increíble. Siempre tuvimos una excelente relación con Jana, somos muy compinches. Nos queremos mucho", expresó Rocío apenas regresó al país.

Según el círculo íntimo de Diego y Rocío, ambos tuvieron una comunicación fluida durante las vacaciones de la joven. Y la propia Rocío lo aseveró, en oposición a las versiones que circularon de una supuesta crisis entre ellos: "Hablábamos diariamente por teléfono, como lo hacemos siempre. Nos amamos y, si bien a veces cualquier pareja puede tener cortocircuitos, nuestra relación atraviesa un gran momento". Incluso el entorno de ambos aseguró que continúa en pie el casamiento que le propuso el "Diez" a su novia, más allá de la postergación que tuvo por compromisos laborales de Maradona. "Queremos hacerla en Buenos Aires para que vayan todos nuestros amigos, los que nos bancaron cuando estábamos mal. Ahora que estamos bien, queremos a nuestros afectos, nada más", dijo por entonces Diego sobre su boda con Rocío, quien ya confió en la diseñadora Maureene Dinar para hacer su vestido.

Y para despejar definitivamente los trascendidos de ruptura amorosa entre ellos, la pareja se mostró más enamorada que nunca, el lunes 15 por la noche, en un partido de fútbol en Tigre. Mimosos y a los besos, ambos compartieron un "picadito" junto a amigos y Jana, quien desde la tribuna alentó abrazada a su novio Gabriel Pagani.  En la cancha los dos hicieron gala de su habilidad en el dominio del balón, aunque como era de esperar Diego se llevó todos los aplausos.

Los rumores de crisis aparecieron mientras Rocío veraneaba en Estados Unidos con su familia. Y cobraron más fuerza en esos días cuando trascendió el gesto que tuvo Diego para con Verónica Ojeda, la mamá de su hijo Dieguito Fernando: la desbloqueó del whatsapp para ver a su heredero más pequeño. "Ese día Verónica llevaba a Dieguito Fernando al foniatra y Maradona se comunicó con ella porque quería ver a su hijo. Se desbloquearon del teléfono. Si Ojeda y Diego están mal es porque Rocío se mete en el medio, no quiere que él vea a Dieguito Fernando, es una locura porque hay un lazo familiar entre ellos", manifestó un allegado a Ojeda. Sin embargo, no se concretó el reencuentro ya que ella se retrasó en su consulta médica. Ese día Diego pasó por donde vive Verónica, la esperó durante un rato y, al no llegar, le dejó unos regalos a su hijo. Pero, más allá de que no llegaron a cruzarse, hablaron durante toda esa tarde por mensajes de texto.

Alejada de las noticias y recién llegada a la Argentina, Rocío trata de ignorar la relación de su novio con la madre de su hijo, Verónica, y sólo se concentra en su vida con Maradona, quienes viajarán en los próximos días a Dubai.

Por Naiara Vecchio.

Fotos: Esmeralda Velázquez.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios