viernes 18 de octubre de 2019
caras
ACTUALIDAD | 08-02-2018 08:59

Luciana Salazar habló de acoso en primera persona

En diálogo con CARAS, además, habló del feminismo, la legalización del aborto y su rol de sex symbol en relación a la cosificación de la mujer. Galería de fotos

Por primera vez, Luciana Salazar (37) abre las puertas a la intimidad de su nuevo hogar junto a Matilda, su hija de un mes fruto de una subrogación de vientre. En la casa de Nordelta no hay niñera y, como sus padres están de vacaciones, se acercó su mejor amiga, Yamila, para asistirla con la producción de CARAS. La beba no llora y aunque la modelo sea madre primeriza, es consciente que eso es una bendición extra.

Lee también Luciana Salazar viajó para recibir a su hija, Matilda

Durante la hora que dure la entrevista exclusiva con CARAS, revelará que Martín Redrado (56) conoció a Matilda al regreso de sus vacaciones en Australia. Además,  la mamá primeriza se metió de lleno en los temas relacionados al feminismo, el aborto y el acoso.

—¿A qúe atribuye esa conexión inmediata con Matilda?

—Me ayudó Dios, me dio una mano después de todo lo que sufrí, es como si me hubiese dicho: “Ahora te doy lo más lindo, después de que te machaqué...”.

—¿Es creyente?

—Soy católica de adopción, por mis padres, pero no creo en la religión, sí creo en un dios igual para todos. Ni que se llame Jesús, David o Buda. Las religiones son sectas, así las veo. Cada una quiere lavarle el cerebro a las personas. Creo que todos somos iguales y tenemos un mismo dios que nos creó y le debemos agradecimiento y respeto.

—¿Está de acuerdo con legalizar el aborto, una práctica resistida por la Iglesia?

—Debería existir porque cada uno es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera. Si está bien o no, cada uno lo lleva en su moral. Si me hubiese pasado, jamás hubiese abortado, salvo si hubiese sido violada. Soy muy respetuosa de la gente y de lo que cada uno haga de su vida siempre que no jorobe a los demás. Hay muchas mujeres que mueren en abortos clandestinos por infecciones y eso tampoco está bien. El aborto debería ser legal.

—¿Siguió el debate en los medios sobre el feminismo?

—Lo estuve evaluando y me pregunto por qué todas son tan extremistas, está la que re defiende al hombre y la que re defiende a la mujer. Hay que ser más equilibrado en la vida. Me parece perfecto que la mujer luche por tener los mismos derechos que el hombre en cuanto a ganar de la misma forma, se la respete más, todo eso lo veo perfecto. Pero querer ser igual que el hombre en el sentido de ocupar el rol masculino, eso no me gusta. Nosotras somos mujeres y amo ser mujer. Está perfecto luchar por los derechos de igualdad, pero no ser hombres. No tenemos que ser ni más ni menos que los hombres. No hay nada más lindo que la femeneidad y delicadeza de la mujer.

—¿Qué piensa acerca de los acosos laborales que hubo en el Medio?

—Estoy totalmente en contra de que se obligue a la mujer a realizar ciertas cosas para conservar su trabajo. Yo lo viví, jamás voy a decir quién es la persona, porque en ese momento tuve las agallas y se lo conté a una productora para la que estaba trabajando y supe defenderme. Por eso no lo cuento. Si no hubiese tenido el carácter o la personalidad para poder defenderme, tal vez lo hubiese contado. Ahora ya está, supe poner un freno en ese momento.

—¿Está hablando de una persona famosa?

—Sí, por supuesto. Creo que casi todas las mujeres que estamos expuestas físicamente vivimos una situación que no nos gustó. Siempre tuve coraje y pude defenderme. Otras mujeres necesitan contarlo para tener una forma de que alguien las pueda proteger. En ese momento, lo charlé y se solucionó.

—¿Cree que la mujer es culpable en algún sentido?

—Para nada. En mi caso a esta persona no le insinué nada. Lo bueno es que me pude defender de esta situación porque era muy chica y recién empezaba. Sigue trabajando y me la crucé mil veces, pero como supe poner el freno, la persona lo entendió. Fue un acoso.

Lee también Luciana Salazar, una bomba que explota las redes sociales

—¿Qué opina acerca del linchamiento mediático que vive Roberto Petinatto de parte de muchas mujeres?

—En ese momento esas mujeres no pudieron defenderse y sienten la necesidad de contarlo, y no me parece mal. Yo no lo hago porque lo pude solucionar hablando con la producción. Después de eso, me sentí bien.

—¿Qué piensa cuando sube una foto sexy a redes sociales y la acusan de cosificar a la mujer?

—Cada uno es libre de hacer lo que quiere con su vida, te guste o no, estés de acuerdo o no. Si me saco una foto exuberante, no molesto a nadie. En tal caso, si me hace bien o no es un tema mío, en qué afecta o cambia al otro. Yo no represento a todas las mujeres, no estoy pensando en las demás mujeres. Sólo pienso en vivir mi vida. Mi único límite es no perjudicar al otro. Yo nací de esta forma, no me hice sexy de un día para el otro. Yo tenía problemas de chica en el colegio o en los lugares a los que iba porque siempre iba desfilando. Mi mamá me dice que era una seductora full time. Es algo innato y forma parte de mi personalidad. Seducir en el sentido de captar la atención del otro, de ser empática. Lo mismo hago con mi hija, quiero que me ame, que me vea y que me escuche y se ponga loca de amor.

—¿Qué le pasaría si alguien acosa a Matilda el día de mañana?

—Lo mato. Ojalá que ella se pueda defender y no sea miedosa. Me encantaría poder transmitirle mi seguridad de enfrentar la situación y no ponerse mal. Yo me banqué bullying en el colegio y quiero que ella pueda defenderse por sí misma, y sino salgo yo a matar a quien sea.

—¿No cree que se está atacando al erotismo?

—Por eso te digo que tiene que haber un límite, un equilibrio. Me encanta que el hombre me diga un piropo y me elogie. A las mujeres nos sube el autoestima, pero no el comentario grotesco, pero desde el respeto me encanta que el hombre enaltezca a la mujer.

Lee también  Luciana Salazar,confesiones en las sierras

—¿Tiene tiempo para conocer hombres?

—Llaman muchos... igual el tiempo hay que hacérselo. Si voy con Matilda tiene que ser un lugar al aire libre y sino le puedo pedir a mi mamá que me la cuide dos horas.

—¿Fue a alguna cita con Matilda?

—Salí con amigos y ella me acompaña. Lo más gracioso es que creí que iban a bajar los candidatos ahora que soy mamá, pero se ve que generó más amor (risas). Me aparecieron un montón de ex, porque todos la quieren conocer.

—¿Hubo algún encuentro puntual a destacar?

—Hubo, pero mejor dejemoslo ahí.

—¿Un candidato nuevo?

—No importa qué, no vamos a ponerle título.

—¿Más de un encuentro?

—Sí (risas). No vamos a decir si nuevo o viejo.

—¿Mayor o menor que usted?

—Generalmente me interesan hombres más grandes que yo.

por Diego Esteves

(producción: Fernanda Vaudagna)

F. De Bártolo/Perfil

Agradecimientos: Uñas: Luli Gugli; Clínica Muhlberger; Summertan.ar; Hernández, de Ximena Hernández; Bartolomé Joyas; Fabián Zitta; Sol Miranda asistente Styling; peinó Cristina Cagnina para Cerini.

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario