miércoles 19 de junio del 2024

La práctica de Yoga en tiempos de estrés

Jesica Milesi es Instructora de Meditación y Profesora de Yoga, brindando clases tanto a adultos como a niños. Conversamos con ella acerca de los beneficios de incorporar estas prácticas para equilibrarnos en medio de un estilo de vida que nos sobre exige, nos abruma y nos desconecta. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

Jesica, las personas hoy en día atravesamos muchas situaciones que generan estrés. ¿Qué beneficios puede traernos el yoga y la meditación para intentar lograr un equilibrio?

El yoga y la meditación aportan innumerables beneficios a quienes lo practican. Algo que caracteriza el estilo de vida de hoy es la multitarea, el hacer mil cosas a la vez, estar en muchos lugares al mismo tiempo, querer tener todo ya y no saber esperar, el estar con los sentidos todo el tiempo hacia afuera genera mucho estrés y ansiedad. El yoga y la meditación aportan innumerables beneficios para equilibrar este estilo de vida agitado que la gran mayoría de la población lleva; no los voy a mencionar uno por uno, dado que hoy buscamos en google y los vas a encontrar. Pero te invito a que hagas un STOP, un BASTA en tu día, que aprendas a desconectar todos tus sentidos del exterior, que te dediques al menos una hora para conectar con vos a través de una práctica de yoga. ¿Para qué? Para que aprendas introspección, para que lleves todos los sentidos hacia tu interior; de esa manera vas a conectar con lo que siente tu cuerpo, con el sonido de tu respiración, con los latidos de tu corazón, con tus emociones, con tus pensamientos, dejando de estar en el afuera, dejando a un lado lo que venías haciendo y lo que vas a realizar después, conectando con lo único real que es el momento presente, volviendo a vos. Todo ello te va a traer calma, paz, y vas a experimentar cómo tu día cambia y tus propios beneficios de esta maravillosa práctica ancestral.

No me creas a mí, ¡te invito a que pruebes!

¿Qué busca la gente que llega a vos, cuáles son los motivos de consulta más frecuentes hoy en día?

La gente que ha llegado a mí busca probar o conocer de qué se trata el Yoga; un gran porcentaje son personas que nunca hicieron y no conocían de qué se trataba. Creo que los motiva la curiosidad de su parte y la búsqueda de algo que les haga sentirse bien.

Hoy se habla y se ve mucho en las redes del yoga, la meditación, las terapias alternativas; en el fondo creo que la gente busca algo natural para encontrar un bienestar a nivel físico, pero también a nivel emocional, mental y espiritual, entendiendo que somos un todo y necesitamos equilibrar nuestros cinco cuerpos (físico, pránico, mental, intelectual y álmico) y esto no los brinda la práctica regular de YOGA.

¿Cualquier persona puede practicar yoga?

El yoga es para todos, sin importar género, edad, tamaño o contextura o condición social, todo el mundo puede practicarlo. El Yoga es parte de la vida de los niños, adolescentes, adultos, ancianos, embarazadas, personas en rehabilitación.

A la hora de elegir, existen muchos estilos de yoga: estáticos, dinámicos, más pasivos y restaurativos, espirituales. Se puede decir que hay un tipo de yoga para cada persona y momento de la vida. Para saber qué estilo de yoga encaja más contigo debes saber cuál es tu objetivo o qué es lo que buscas en el yoga.

Las posturas o asanas de yoga se adaptan a las necesidades de cada persona, se utilizan elementos o props como cintos, sillas, bloques para suavizar o profundizar.  También, en caso de que una persona no pueda realizarla, se busca una postura alternativa o sustitutiva para que pueda obtener el mismo beneficio.

El yoga no hace ningún daño, así que todos son bienvenidos a practicar.

¿Hay algún tip o recomendación que puedas sugerir para esos momentos en que sentimos que "colapsamos" o que una situación nos sobrepasó?

Mi recomendación es algo muy sencillo, que todas las personas pueden realizar en cualquier momento y lugar, y que con tan solo unos pocos minutos funciona de maravilla: RESPIRAR CONSCIENTEMENTE.

La respiración se considera esencial para producir un cambio en la persona porque está íntimamente relacionada con las emociones y los sentimientos.

Mi propuesta es que te sientes, cierres tus ojos y observes cómo está tu respiración (agitada, lenta, normal, corta) y en qué parte de tu cuerpo la percibes (clavículas, pecho, intercostales, abdomen).

Luego, vas a intentar inhalar y exhalar por tus fosas nasales, vas a llevar ambas manos a tu abdomen y vas a comenzar a inhalar en cuatro tiempos (podes contar 1..2..3..4) proyectando tu abdomen hacia el frente (inflando tu abdomen); al exhalar, también en cuatro tiempos, vas a llevar tu ombligo hacia la columna (como metiendo panza). Vas a repetirlo varias veces hasta que te comiences a sentir cada vez más relajado y tranquilo.

Hacer consciente la respiración te ancla en el momento presente, en el aquí y ahora; generalmente las preocupaciones o problemas son cosas del pasado o del futuro, pero si logras conectarte con este instante y te preguntas: en este preciso momento, ¿qué está pasando? vas a darte cuenta que la respuesta es NADA. Recuerda que lo único real es lo que sucede aquí y ahora, siendo consciente de ello vas a recuperar tu paz y tranquilidad.

Para contactarte con Jesica

Instagram: @anahata323  

https://www.instagram.com/anahata323/

Whatsapp: + 54 9 249 4581143

Galería de imágenes
En esta Nota