domingo 21 de abril del 2024

Mi pequeño gran emprendimiento

CREDITO CARAS

Como les estuve contando en las notas anteriores, todo emprendimiento tiene un principio, un inicio pero yo creo que este no tiene fin. De a poquito esa semilla que fui plantando empezaron a dar sus frutos y para mi sorpresa muy rápido. Primero empecé haciendo algunos mates por día y de a poco la gente se fue enamorando de mi estilo, de los colores y los detalles. Así fue como empezó a evolucionar tanto Forrest Mates como mi arte, los cuales llegaron a lugares que nunca antes había imaginado. Hoy pinto cientos de mates con la misma pasión y dedicación.

Forrest es un salto al vacío, pasar de hacer mi primera invención en comprar 10 mates a estar en las vidrieras de negocios, me hace creer que en vez de vació había oportunidad, esa oportunidad que hoy hace que mi arte llegue a todo el país.

No solo estamos en la vida cotidiana de las personas, sino que hemos llegado a acompañar el crecimiento de otros emprendimientos y de muchas empresas que nos buscan para tener un regalo que no solo tengan el logo de la empresa sino también que tengan algo que transmitir a sus empleados y clientes.

No es un camino fácil, ya que está lleno de esfuerzo, dedicación, pasión y sobre todo de mucho amor, lo cual es el motor de mi día a día.  Siento que Forrest Mates no es sólo mi emprendimiento sino que es un estilo de vida, es una forma especial de vivir rodeada de flores y colores. 

 

Instagram: @forrestmates

Galería de imágenes
En esta Nota