miércoles 12 de junio del 2024

Moldes de Parafina en el Espiritismo

CREDITO CARAS

Es 1922, en una pequeña sala se colocan unas filas de sillas frente a una tela negra con un marco formando en el fondo. Junto a una pequeña mesa redonda de tres patas se encuentra sentada la médium vestida con telas oscuras. Se utilizan telas de colores oscuros para contrastar con las formaciones fluídicas de los Espíritus que se materializan.

Posteriormente, la médium entra en trance facilitado por la ejecución de sonidos musicales que la sensibilizan, acelerando su estado de entumecimiento. En ese instante se apagan las luces de la habitación, dejando encendida sólo una luz del pasillo, esto es debido a que los fenómenos de materialización requieren media luz.

Comienza el transporte de objetos y las materializaciones. Pasados cinco minutos, el primer núcleo blanco de la formación fluídica destaca sobre el fondo negro perfectamente, aparece la figura del primer fantasma.

El Espíritu ahora visible genera una serie de fenómenos, entre ellos la producción de esculturas de flores, pies y manos de parafina. En el lugar se observa la presencia de dos baldes, uno de parafina caliente a una temperatura de 70 grados, donde los Espíritus sumergen sus pies y manos materializados para luego moldearlos con el agua fría colocada en otro balde.

Luego las esculturas son presentadas a los demás participantes, y son tan impresionantes que se decide ponerlas en exhibición para la población durante varios días, con el anuncio: “Las curiosas manos de parafina elaboradas por un Espíritu”.

Para demostrar su autenticidad se toma un molde de yeso de una de las manos revelando todos los detalles de la forma obtenida, lo que permite reproducir huellas dactilares y comparar con la de los fallecidos.

A pesar de las obras de cera, algunas personas presentes en la sala continúan negando la existencia de los fantasmas, se procede entonces a interrogarlos a través de la médium.

Los espíritus responden con sus propias voces, voces roncas y distintas.

Este procedimiento sumamente importante en las reuniones espiritistas desafío a físicos y químicos a reproducir los fenómenos que se presenciaron, fenómenos imposibles de reproducir por otros medios.

Hoy, después de años de investigación podemos decir que el mundo de los muertos realmente existe, y que los habitantes del mundo invisible vinieron a hacerse presentes entre los vivos a través de las facultades mediumnicas. Aunque la facultad de producir efectos materiales ya poco exista debido a que se encuentran medios de comunicación más perfectos como la escritura y la palabra.

Tal vez el abordaje de la salud mental debería plantearse la siguiente pregunta: ¿Si el alma sobrevive a la muerte del cuerpo físico, como interfiere la influencia del mundo espiritual en nuestras funciones psíquicas?

Si estás buscando un grupo de reflexión, obtener más información, y compartir experiencias que han sido emocionalmente intensas o significativas, contáctame

Datos de contacto:

Celular: +39 347 682 5168 

Instagram: Aldana.casal

 Mail: [email protected]  / [email protected]

www.aldanacasal.com 

En esta Nota