jueves 6 de agosto de 2020
caras
ESPACIO NO EDITORIAL - CARAS LIKE | 14-07-2020 15:23

Resignificando nuestra manera de sentir

El biodecodificador nos abre su espacio para contarnos los múltiples beneficios de sus sesiones, donde podrás acceder a una amplia gamas de terapias complementarias. ¡No te lo pierdas! Galería de fotos

Fabián Garella es Especialista en Biodecodificación e Inteligencia Emocional. El profesional cuenta con una amplia experiencia en el campo y hoy charla con Caras, donde nos trae información valiosa para entender nuestras emociones“Cuando atravesamos una experiencia de vida siempre estaremos condicionados por nuestras emociones. Será muy diferente ir a trabajar o quedarnos en casa sintiendo angustia o rabia, que si lo hacemos disfrutando y apasionados por lo que hacemos”, destaca el biodecodificador y agrega que “mantener un estado emocional en el tiempo tendrá efectos directos en nuestra salud y en nuestras actividades”.

Desde muy joven, Fabián se sintió atraído por ayudar a las personas a recuperar su bienestar. Por esa razón, decidió formar un espacio donde pudiera plasmar lo que sentía. “Me centro en los estados emocionales para reencontrar el poder que todos tenemos de cambiar nuestras vidas”, destaca el profesional que hace 30 años que investiga y utiliza un amplio abanico de terapias complementarias e integrativas.  “Fui unos de los pioneros en incorporar la Decodificación Biológica o Biodecodificación a mi profesión. Desde el mismo momento que la conocimos en América Latina hace unos 10 años, supe que este nuevo paradigma ofrecía la posibilidad de desarrollar una nueva consciencia para sanar”, remarca Garella quien busca brindar una experiencia de primer nivel.

¿Qué es la biodecodificación y que campos abarca?

Se basa en la medicina germánica fundada por el Dr. Ryke Hamer, y ha sido nutrida por el aporte de muchos referentes de las neurociencias, epigenética, inteligencia emocional y la física cuántica. Esta nueva ciencia demuestra la influencia que tienen las emociones en el funcionamiento de nuestra biología y que cuando tenemos la posibilidad de resignificar esas vivencias emocionales (guardadas en la memoria) accedemos a una liberación y bienestar. Ella alcanza a los sistemas de nuestro cuerpo, propiciando la homeostasis: el equilibrio interno necesario para el funcionamiento óptimo del organismo.

¿En qué te especializas o destacas?

Mi pasión es la investigación y la creación de nuevas tecnologías terapéuticas, más simples y profundas que permitan mejores oportunidades para sanar. Diferenciando que curar tiene referencia directa al cuerpo físico y sanar es un profundo proceso emocional, mental y espiritual sorprendentemente poderoso que nos acerca a quienes realmente somos, a nuestro propósito en este mundo. Cuando alguien se permite este proceso de transformación, tiene la oportunidad de conectarse en un nivel más profundo con quien él o ella realmente es. Desde mi experiencia, luego de muchos años de presenciar cada día estos procesos de sanación, estoy convencido que contribuyen a un camino espiritual, una expansión de consciencia como seres humanos.

¿Cuáles son las problemáticas más comunes que trabajan estas prácticas?

Cuando un síntoma aparece, nos llama la atención sacándonos de la rutina diaria porque seguramente estamos viviendo mal en algún aspecto de nuestra vida. Y cuando hablamos de síntomas no solo nos referimos a nuestro cuerpo físico, sino también a relaciones interpersonales conflictivas, situaciones de vida repetitivas, conductas, emociones que aparecen sin una causa aparente.

Todo aquello que nos toque vivir y que nos moviliza o molesta, es un mensaje que nos estamos dando, pero si lo convertimos en un enemigo con el cual luchamos para eliminarlo, perdemos la posibilidad de aprender de él.

  ¿Cómo podemos cambiar el miedo o la angustia que tantas personas sufren?

Existen muchas maneras y siempre están accesibles cuando nos damos el permiso de conectarnos con nuestras verdaderas necesidades. Sabiendo que las emociones van a impactar de alguna manera en nuestra biología es fundamental ser completamente honestos con nosotros mismos y si detectamos sentimientos que nos desbordan o no encontramos resolver, pedir ayuda profesional. Si seguimos escondiéndolos debajo de la alfombra llegará un día que necesitaremos tropezar y golpearnos fuerte para darnos la posibilidad de sanar y cambiar la forma en que vivimos.

¿Realizan cursos y capacitaciones? ¿A quiénes apuntan?

Permanentemente ofrecemos espacios para poder aprender, entrenar y perfeccionarse a toda persona con voluntad de sanar. Desde cursos, talleres, conferencias, workshops y también tenemos la posibilidad de explorar la Biodecodificación desde un libro de mi autoría: “Bendito síntoma. Un viaje de transformación y sanación emocional” disponible en formato papel y electrónico.

Todas nuestras actividades están orientadas a trascender lo meramente informativo para convertirse en una exploración experiencial, experimentando en nosotros mismos el aprendizaje.  

Conoce más en www.fabiangarella.com o en sus perfiles de Instagram, Facebook y YouTube.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios