viernes 25 de septiembre de 2020
caras
ESPACIO NO EDITORIAL - CARAS LIKE | 27-08-2020 16:00

Son momentos para trabajar la emoción

Con una mirada positiva y amorosa en cuanto a crianza y educación, asesora tanto a instituciones como particulares en el gran desafío de acompañar y sostener a la familia en estos tiempos en pausa. Síganla en su Instagram @crianza_y_aprendizaje. Galería de fotos

“Hoy, un tema que nos convoca y preocupa mucho a todas las familias es la idea de este mundo en pausa. Qué hacer con nuestros hijos, cómo motivarlos, cómo acompañar como padres, y cómo preservarnos y cuidarnos nosotros para estar disponibles emocionalmente para ellos”, dice Tati G. Ruhstaller, quien cuenta con mucha experiencia por su trabajo en consultorio y 25 años en un reconocido colegio privado de Olivos.

- En estos tiempos, ¿vivir en cuarentena es el nuevo gran desafío que enfrentan las familias?

A medida que la cuarentena se fue extendiendo fuimos aprendiendo a compartir, a tolerar las emociones de los otros, a perder la privacidad, a proponer y fuimos aprendiendo a esperar. Es clave poder estar en paz para poder transmitir tranquilidad a nuestros hijos. No generar pánico, pero si hablar con la verdad, pidiendo la colaboración de todos para poder vivir en armonía.

- ¿Cómo se logra esto que propone?

Es momento de elegir las batallas y tener claras las prioridades. Nuestros hijos necesitan límites claros, hábitos y rutinas. Necesitan padres que acompañen y sostengan, que ayuden, que toleren y que enseñen. Tenemos la oportunidad de ayudarlos a adquirir más autonomía. Acompañemos, no controlemos. No es lo mismo acompañar, que controlar y esto es muy importante destacarlo. Si nuestros hijos perciben control, se van a defender. Si, en cambio, perciben acompañamiento, estarán más permeables y hasta incluso agradecidos. Es importante, como familia, poder hacer contratos que se vayan repensando a medida que la cuarentena se extiende.

Estos contratos ayudan a una mejor convivencia. Es un momento único, en el que, como padres, podemos acompañar a nuestros hijos, observarlos como aprendices, ayudándolos a fomentar la resiliencia, a construir el oficio de estudiantes, generando espacios para comunicarse, expresar emociones y que, lentamente, puedan obtener herramientas internas que le servirán el resto de su vida. ¿Lleva tiempo?, ¡sí! la paternidad lleva tiempo, pero esto algún día terminará y lo que nuestros hijos van a recordar será el clima en que vivieron. Un diario familiar sería un gran tesoro dentro de unos años.

Para contacto: Mail: tatiruhstaller@gmail.com - IG: @crianza_y_aprendizaje.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios