martes 12 de noviembre de 2019
caras
CELEBRIDADES | 28-07-2016 00:26

Natalia Oreiro brilló en los Premios Platino

"Es un honor conducir esta fiesta del cine en mi país". Galería de fotos

Habían pasado pocos minutos de las ocho de la noche cuando todos los flashes apuntaron a la impactante figura de Natalia Oreiro, ni bien pisó la alfombra roja en el Centro de Convenciones de Punta del Este. Estaba por comenzar la tercera edición de los Premios Platino 2016. Y si bien la actriz uruguaya era la anfitriona y conductora de la gala junto al actor y director español Santiago Segura y el presentador mexicano Adal Ramones, una vez más su belleza y carisma fueron las grandes protagonistas de la velada. Enfundada en un vestido blanco diseñado por ella misma e inspirado en las divas de Hollywood de los años '20, tenía una falda campana con tajo y un escote que se anudaba en el cuello y caía en la espalda con bordes de plumas. Su luz sobrepasó la entrega. "Estoy muy orgullosa y feliz de representar a mi país en la conducción de un evento tan importante para el cine iberoamericano. Ayuda a que nos conozcamos y valoremos más. Es nuestra fiesta cinematográfica y hay que disfrutarla", manifestó Natalia Oreiro, quien a su vez abrió el show musical cantando "Garota de Ipanema", con un elegante vestido rojo, realizado exclusivamente por ella en base a uno muy similar usado por Marilyn Monroe en su apogeo.

Pese a que este año Natalia no estuvo nominada en los premios, fue una de las más requeridas para las entrevistas por sus últimos proyectos cinematográficos: “No me arrepiento de este amor”, la película sobre Gilda que se estrenará en septiembre y “Nuestra Natasha”, el documental de Martín Sastre que se estrenó en el festival de cine de Moscú y cuenta la vida de la actriz con su hijo, marido y sus padres.“Fue una idea arriesgada de Martín. Yo no lo hubiera hecho sola porque no me gusta mostrar mi intimidad. Pero me atrajo la historia que relaciona a una chica de Uruguay y a una que nació en Siberia. Ya que sé que, si en verdad existen las otras vidas, yo debí haber sido rusa. Todavía me sigue sorpendiendo cuando piso ese país maravilloso que me reciban cantando 'Soy del Río de La Plata', en español”, afirmó sobre el documental rodado mayormente en Rusia que ya se distribuye internacionalmente. Aunque aún no tiene fecha de estreno en Argentina porque la idea es que no se superponga con “No me arrepiento de este amor”. Tan grande es la unión que la actriz de “Infancia Clandestina” tiene con dicho país que contó que a partir de septiembre una joven rusa, de la que se hizo amiga, vivirá en su casa por un año para perfeccionarse en el idioma de Fyodor Dostoievsky. “Desde los 20 años viajo a Rusia, es un amor mutuo el que se creó entre nosotros. Si bien hablo ruso, siento la obligación de conocer en profundidad sus raíces para retribuirle a su pueblo tanto cariño recibido”, agregró la cantante. Y en cuanto a la interpretación que hizo sobre Gilda, compartió sus sensaciones: “La película toca la parte musical de ella, pero especialmente la personal. Fue una responsabilidad muy grande porque para mucha gente lo que se va a mostrar va a ser la realidad de lo que representó Gilda. Fue un papel muy emotivo. Ojalá que el público quede contento ya que el objetivo era hacer un hecho cinematográfico, no una cinta 'hitera'. Fuimos muy cuidadosos con el guión y el concepto del film para que las personas de otros países la disfruten y se emocionen aunque no sepan quién fue Gilda”. Es que para dicho largometraje, su directora Lorena Muñoz, realizó un extenso trabajo de investigación, que incluyó charlas con familiares, amigos, fanáticos y finalmente la aprobación de Fabricio Magnín, hijo de Gilda, para que cediera los derechos de la historia. Inclusive el filme saldrá con un disco homenaje grabado con versiones y reversiones de Oreiro con los músicos de la cantante, fallecida en un accidente automovilístico en 1996. “Trabajé mucho para cantar igual que cantaba ella. Hasta cambié la forma de bailar, porque ella era más tranquila y yo muevo mucho las caderas. También usé ropa y accesorios de ella, como si fueran amuletos durante el rodaje. Pero yo soy intérprete, no imitadora, por lo que el objetivo no era imitarla, aunque estoy igual (Risas), sino poder transmitirle a la gente la energía de Gilda”, concluyó la anfitriona de los Premios Platino en una noche inolvidable.

Por Naiara Vecchio

(desde Punta del Este)

Fotos: Eduardo Giménez.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Escuchá el hit de Cande Zamar

Espacio Publicitario