domingo 26 de septiembre de 2021
caras
CELEBRIDADES | 06-10-2016 07:49

El Tirri y su hija de 24 años, Katerina, en Punta Cana

"Los mozos creían que era mi mujer". Galería de fotos

Si tener un noviazgo a la distancia significa un desafío, que decir cuando la vida le plantea a un hombre ser padre a la distancia. Una situación de la que puede hablar con autoridad Luciano Giugno, el primo de Marcelo Tinelli, padre de tres mujeres que se reparten en distintos puntos del continente: Katerina, de 24 años, es californiana y vive en Miami; Francesca, de 17, también nació en California y reside en Iowa, y Luna, de 15 recién cumplidos, es brasileña con domicilio en San Pablo. Las tres de diferentes madres, no hacen más que reflejar la particular forma de ser del “Tirri”: “Es raro, por momentos uno sueña con tener a las tres juntas. Y ahora que me acerco a los 50, el mayor regalo que me quiero hacer es un viaje con las tres, para que peguen onda y se conozcan. Sobre todo porque hoy estoy en una buena relación con sus madres, y 'Mimi', que me acompaña hace ocho años, no se pone celosa cuando tengo que verlas. Eso vale, porque hay muchas mujeres que son jodidas con estos temas”, confiesa el personaje que tanta popularidad cobró desde que Tinelli lo cobijó a su lado.

La charla transcurre en las nuevas oficinas del “Tirri”, en el Palacio Alcorta. Y el tema de sus herederas cobra actualidad por el viaje que acaba de realizar por Punta Cana, donde pasó cuatro días “de complicidad absoluta” con Katerina, nieta del cantante Leo Dan. Padre e hija eligieron el hotel “Paradisus Palma Real”, situado en primera línea de la paradisíaca playa de Bávaro, reconocida como una de las mejores del mundo, para disfrutar del ansiado reencuentro bajo el concepto “Royal Service”, en el que los huéspedes son atendidos por su propio mayordomo las 24 horas. “Yo venía de filmar en el Caribe para 'El Mundo del Tirri', el programa que empiezo el año próximo, y le dije que se tome desde Miami el primer avión para Punta Cana. La pasamos genial, compartimos una suite con vista al mar y nos quedábamos hasta las cuatro de la mañana escuchando música. Hacíamos un tema nuevo ella y uno yo, es una bestia lo que sabe de hip hop. También nos divertimos haciendo parapente y buscando estrellas y caballitos de mar. Fueron cuatro días mágicos que parecieron un mes, ella es muy aventurera, fanática de la música y de la moda”, recuerda “Tirri”, incrédulo cuando el personal del hotel los trataba como si fuesen pareja: “Los mozos creían que 'Kat' era mi mujer, y yo les explicaba '¡qué mujer, es mi hija! (risas)... Ella lo tomó bárbaro, me decía que me ponga contento, porque muchos padres de sus amigas tienen 42 o 43 y están hechos percha”.

Recibida de Fashion Merchandising en la Miami International University of Art and Design, “Kat” viene de trabajar como consultora de ventas en las tiendas “Saks Fifth Avenue”.  Con el sueño latente de abrir su marca de ropa, vive sola en Brickell y durante el 2014 conoció Buenos Aires para estudiar español y estar cerca de su padre. Luciano la define como “una chica muy directa, de bajo perfil y rápida para desenvolverse”. Cuenta que hace poco terminó un noviazgo de dos años con un rapero, y que si bien hubo épocas en las que pasó más de un año sin verla, en lo afectivo y sentimental el vínculo siempre floreció. “De entrada se dio una relación especial, somos amigos, ella me cuenta todo”, se jacta “Tirri”. Y no descarta incorporarla en un futuro cercano a su staff de trabajo: “Está loca con conocer Tailandia, y como tengo que ir a grabar antes de fin de año allá, quizás me la lleve. Y quien te dice que no la incluya en mi programa”, dice ilusionado.

por Carlos Cervetto.

Agradecimientos: The Reserve at Paradisus Palma Real (www.paradisus.com); F+F Communication, Relaciones Públicas y Comunicación para Meliá Hotels International.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios