lunes 21 de octubre de 2019
caras
ESPECTáCULOS | 11-06-2019 09:27

Lucrecia Martel y Björk, aliadas en Nueva York

La directora de cine argentina realizó la puesta en escena de un show de la cantante islandesa Galería de fotos

Todo empezó por el respeto y la admiración que siente una por la otra. El primer paso lo dio la mismísima Björk, que se declaró fan de Lucrecia Martel, la directora salteña de películas como “La Ciénaga” (2001), “La Niña Santa” (2004), “La Mujer sin Cabeza” (2008) y “Zama” (2017). Por ese motivo, la cantante, compositora, multiinstrumentista, actriz, escritora, DJ y productora islandesa le propuso formar parte de su equipo, y así desplegar arreglos musicales en vivo, tecnologías digitales y proyecciones visuales. “Me siento muy orgullosa de poder trabajar junto a una de las mujeres más innovadoras del mundo de la música. Colaborar en un show de Björk es un pasaporte al siglo 22”, declaró Martel, quien “la rompió” con su aporte en el show llamado “Cornucopia”, que brindó Björk en The Shed (Centro Cultural recientemente inaugurado en Nueva York).

 Lucrecia Martel fue la encargada de la puesta en escena, plagada de referencias a la naturaleza, en lo que los críticos definieron como una “psicodelia digital”, y que musicalmente se apoyó en sonidos de pájaros y otros animales salvajes. El cuidado del Medio Ambiente fue el mensaje siempre presente. La prestigiosa directora de cine argentina priorizó la utilización de los espacios de la sala para acentuar la narrativa visual, lo que conformó un ecosistema ideal para que Björk y Martel, dos artistas que se admiran, sean aliadas en la creación de sorpresa y éxtasis artísticos.

Galería de imágenes

En esta Nota
Fabián Cataldo

Fabián Cataldo

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario