sábado 28 de noviembre de 2020
caras
REALEZA | 13-11-2020 16:20

Tras la polémica por las costosas reformas en su Palacio, Máxima de Holanda muestra su nuevo "despacho"

Se la pudo ver en la sala donde trabajaba la princesa Beatriz.

Gracias a que Máxima de Holanda cumplía con su rol de asesora especial de la ONU para dar el discurso inaugural en la cumbre de mujeres líderes en Vietnam, pudimos conocer un nuevo rincón del Palacio Huis Ten Bosch, que ha oficiado de hogar desde 2019 para la nacida en la Argentina y su esposo, el rey Guillermo, e hijas.

Recordemos que la pareja real destinó una millonaria suma de dinero en hacerle refacciones, situación que ha generado un gran revuelo entre la población de los Países Bajos. Ahora, finalmente se pudo ver "en qué gastaron la plata" sus Altezas reales; o por lo menos parte del mismo.

Y es que como se pudo ver en las imágenes que trascendieron, Máxima de Holanda ha cambiado de "despacho" para dar su discurso (sí, sólo por un rato). Un despacho que en algún momento ofició de sala de trabajo para la -por aquel entonces- reina Beatriz: allí mantenía cada lunes su reunión semanal con miembros de la Casa Real y con el Servicio de Información del Gobierno.
Tras la polémica por las costosas reformas en su Palacio, Máxima muestra su nuevo

Se trata de una sala que, a pesar de la intensa reforma que sufrió el palacio, mantiene el mismo aspecto que cuando la entonces monarca la utilizaba como lugar habitual para cumplir con su agenda.

Según se pudo saber, Máxima de Holanda decidió mantener la misma lámpara del techo, así como también los candelabros que reposan sobre un gran mueble.

Así mismo, la reina conservó tres cuadros parte de la extensa colección de arte que se encuentra dentro de los muros de Huis ten Bosch. Es una colección de pinturas única, de las que una importante parte fue encargada por Amalia van Soms, la primera propietaria de palacio, a algunos de los mejores artistas holandeses del sigo XVII, como Jacob Jordaens, Theodoor van Thulden o Caesar van Everdingen.

Tras la polémica por las costosas reformas en su Palacio, Máxima muestra su nuevo

Sobre la decoración del "nuevo rincón favorito" de Máxima de Holanda, se puede decir que es bastante clásica, diferente a la sala que acostumbra usar como oficina propia, donde abundan los detalles emotivos, como fotos de sus seres más queridos; entre ellos las de su mamá María Inés Cerutti.

Este "escritorio" de la reina, se ve mucho más institucional y sobrio. Una de las grandes diferencias entre una y otra habitación es que las paredes del despacho personal de Máxima están decoradas con un papel de estilo tropical, con palmeras y loros, de la firma Ananbô. Toda una seña de identidad para este rincón.

Otra de las diferencias es que la mesa en la que habitualmente trabaja Máxima de Holanda es negra y con ribetes dorados, de una línea mucho más moderna que la que encontramos en la sala de conferencias, de gran tamaño para acoger las reuniones de los reyes.

Pero lo que sin duda da el toque de distinción a su despacho personal son los objetos que se encuentran en su mesa: desde una enorme lámpara a una maxi manzana dorada. Porque ya sabemos que para Máxima siempre "más es más".

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios