Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

20/08/2017

Macri y la operación que le permitió retomar sus actividades en tiempo récord

Todo sobre este procedimiento mínimamente invasivo.

El presidente Mauricio Macri cumple con sus actividades programadas como de costumbre, más allá que el miércoles volvió a ser operado. Se le realizó una nueva artroscopia en la rodilla derecha, para ver las causas por las cuales el mandatario volvía a sentir molestias tras realizar su actividad física habitual.

El doctor Ricardo Principato, jefe del Servicio de Traumatología del Hospital Posadas, explicó a Caras Salud que la artroscopia “es un procedimiento quirúrgico mini-invasivo que consiste en colocar una pequeña cánula a través de la piel a nivel de la rodilla, que se conecta a una cámara, con el fin de observar en un monitor toda la articulación por dentro y resolver los problemas que presenta”.

Como es un procedimiento con pocas incisiones, el paciente recupera en poco tiempo su movilidad y su marcha. Además pueden retomar rápidamente una vida sedentaria normal, aunque no las actividades deportivas.

Según había confirmado el doctor Nicolás Atamañuk, uno de los integrantes de la Unidad Médica Presidencial, “se hizo la remoción de unos fragmentos de huesos muy pequeños que estaban sueltos y está cursando el posoperatorio sin complicaciones”.

Principato explicó que las lesiones meniscales son muy frecuentes en los jóvenes, sobre todo en quienes realizan deportes, actividades de alto impacto y de contacto, pero “no son graves y a veces son fácilmente tratables”.

Mientras que en las personas mayores de 50 años se asocian “a un cuadro degenerativo, es decir, un cuadro de desgaste de meniscos que favorece a estas rupturas o liberaciones de fragmentos que quedan libres dentro de la articulación”.

En esa línea, el doctor Fernando Palizas, otro de los galenos de la Unidad Médica Presidencial, había informado que Macri tiene “una inflamación crónica” en la rodilla derecha por lo que  “se hizo la remoción de unos fragmentos de huesos muy pequeños que estaban sueltos y está cursando el posoperatorio sin complicaciones”.

A este procedimiento se lo llama “toilette” o limpieza artroscópica, porque se liberan esos fragmentos óseos (pueden ser hueso o cartílago) que están dentro de la articulación para que quede con buena movilidad y libre de dolor”, detalló Principato.

Entre los cuidados está tomar antiinflamatorios para tratar localmente la zona. Y en general a la segunda o tercer semana ya se puede volver a una rutina normal, relató el traumatólogo.

No es la primera vez que el presidente tuvo que ser operado de la rodilla derecha. El 23 de julio de 2016 había sido intervenido por una lesión de meniscos.

Cabe aclarar que la  artrosis de rodilla es una patología frecuente a partir de los 50 años.

Archivado en: , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *