domingo 28 de febrero de 2021
caras
ACTUALIDAD | 10-05-2016 11:15

Evelyn Von Brocke y Fabián Doman: el reencuentro

"Cuanto más conozco a las mujeres, más admiro a Evelyn". Galería de fotos

Después de veinte años juntos y un divorcio que definen como un “tsunami mediático ”, en el que no faltaron picantes idas y vueltas, Evelyn Von Brocke y Fabián Doman se animan a lo que muchísimos ex evitan: verse las caras a diario. Es que la ex “Bendita TV” y el periodista que conduce las primera mañana de radio El Mundo ahora forman parte del equipo de “Nosotros a la Mañana”, el ciclo de El Trece.

Reunidos en una producción fotográfica para CARAS, el ex matrimonio devela cómo es volver a compartir tiempos juntos y cuál es la fórmula para trabajar con quien fuera pareja, ahora que ambos transitan caminos diferentes en una nueva versión de sí mismos: ella, feliz y enamorada de su actual novio, el médico cirujano Juan Viaggo, y él, abocado a los ensayos de “Bailando por un Sueño” y aún soltero, pero a la espera de una dama que “me quiera y se adueñe de la cartera Vuitton y el anillo que tengo en casa”, como dice.

“Primero iba a venir como invitada, pero yo dije que había que plantearle ser panelista en forma regular y la verdad es que tanto la producción como yo estamos realmente muy contentos. Yo sabía de la calidad profesional de Evelyn”, dice Fabián para romper el hielo. “Fue una sorpresa que la producción me planteara que querían una panelista desde lo periodístico, y que cada vez que elegían volvían a mi nombre. Les dije “denme una hora”, llamé a nuestros hijos y a mi pareja y todos dijeron que era buenísimo y bárbaro, que aceptara”, aclara Evelyn.

—¿No hay estrés adicional?

—EVELYN VON BROCKE: Creo que el estrés está desde el aprendizaje de la paciencia y la reconciliación, del entender que somos ex, que cada uno tiene su vida pero que somos padres. Lo vas aprendiendo con el tiempo. Uno cuando se separa y pasa por un divorcio surgen la ira, la bronca, el egoísmo, y creo desde el lado del sindicato femenino lo mejor que podemos hacer como mujeres es tener mucha paciencia para poder ser familia y criar a los hijos. Logramos eso al año de estar separados.

—¿Han hecho un pacto para poder trabajar juntos?

—FABIAN DOMAN: No. Lo que quería mostrar era que una pareja de padres divorciados perfectamente puede trabajar junta. También hay que decir que, salvo una vez o como mucho dos, en todo el tsunami mediático de nuestro divorcio nunca hubo agresiones directas de uno a otro. Por supuesto fue una situación difícil y complicada para los dos. Tres años después pienso que el divorcio es una situación traumática y compleja, pero también puede generar una situación como ésta y me parece positiva. No todo tiene que ser peleas y diferencias.

—¿Hoy están juntos sin rencores?

—F.D.: Yo nunca sentí rencor.

—E.V.B.: Nunca pensé que podía llegar a esta instancia. Pensaba que el divorcio era como un estado de viudez, lo digo sin ofender, en el que cada uno emprendía un camino único. Después fui entendiendo que uno sigue siendo familia, parte de la crianza de los chicos. Nunca pensé que iba a poder lograr estar trabajando con mi ex.

—¿Y por qué creen que llegó esta posibilidad? ¿Qué cambió?

—F.D.: Hay madurez. No es común. Pensaba qué parejas trabajan juntas en cámara y en el mismo plano, y no muchas. No digo que sea un mérito, pero no sé cuántos ex…habría que buscar. Hay temas en los que coincidimos y otros que no.

—E.V.B.: Creo que hay que intentar llegar a un divorcio de común acuerdo y que para eso hay que forjar ese camino. Los abogados en general tienden a que sea un divorcio controvertido.

—F.D.: Los nuestros, no, digamos que trabajaron para que fuera de mutuo acuerdo.

— E.V.B.: Hay que entender que se emprende un nuevo camino, cada uno en su casa, pero que vas a estar comunicado muchas veces por los hijos. La educación de los hijos es de a dos. Hay que intentar llevarse bien con un ex, sino la vida se torna imposible. Y los chicos terminan siendo un trofeo de guerra.

—F.D.: No es que nuestro divorcio fue perfecto, ninguno lo es. Pero no habiendo sido perfecto y muy lejos de serlo, tuvimos momentos muy difíciles y logramos superarlos. Ese es el mensaje que me gustaría dar. Siempre hay tiempo para pedir perdón o disculpas para el que corresponda, tiempo para entender al otro. El tiempo, aunque suene cursi, cicatriza heridas. Hay una presunción de que todo lo que el otro hace es para dañarte. A veces hay que tomarse diez minutos para pensar...Tuvimos diferencias, la pasamos mal, por eso nos divorciamos, durante ese divorcio también fue complicado, porque un divorcio mediático son dos divorcios, pero se puede.

—¿Entonces hicieron las paces?

—F.D.: ¿Hicimos la paces? (se lo pregunta a Evelyn)

—E:V.B.: Yo creo que no…creo que…

—F.D.: Bueno, (risas) no hicimos las paces (hace como que subraya)

—E.V.B: Es una reconversión que vas haciendo año a año. Decidís que hay que llegar a ese momento en el que algún día esperaremos a nuestros nietos en el mismo cuarto. Hay padres divorciados que se van de viaje con sus hijos. Y hay otros que han decidido joderle la vida al otro. Hoy estamos en la instancia del medio. Y sobre todo porque cada uno rearmó su vida a su manera. Hoy me ubico en un estado familiar, laboral y afectivo muy lindo. Porque no puedo creer que después de estos años pueda estar en este lugar.

—¿Como es la relación que hoy tienen: están construyendo una amistad, sólo se llevan bien por la familia y los hijos?

—E.V.B: Amigos son los amigos, con tu ex podés convertirte en un compañero familiar. A un amigo le contás tus miserias, tus cuestiones, a un ex no.

—F.D.: No creo en la amistad en el hombre y la mujer, es largo de explicar…

—E.V.B.: Yo sí creo.

—F.D.: Existe cuando ya pasó algo e intimaron o cuando no hay otra posibilidad, lo cual no es tan común. Lo que Evelyn y yo tenemos es una relación maravillosa, de ser padres de dos chicos, lo mejor que nos ha pasado en la vida y ya eso es una relación muy fuerte. Ahora se suma una relación de trabajo que arrancó linda y está bueno eso.

—E.V.B: Y que ahí quedó. Familiar, laboral y punto.

—F.D.: No sé si necesitamos ser amigos. Lo mejor es que te conocés mucho y lo peor...es que te conocés mucho (risas) Yo creo que lo que estamos intentando es cerrar la grieta que genera un divorcio.

—Fabián: ¿cómo vive la soltería?

—La verdad es que me levanto a la cinco, hago mi programa en radio El Mundo (de 6 a 8 y media am) con un equipo extraordinario, y de ahí me voy corriendo para hacer el ciclo para Endemol. Termino diez y media, me cambio y corro a los ensayos del Bailando y ahí me doy cuenta que estoy vivo y que empezó el día, a las dos y media de la tarde. O sea que estoy ocupado. Pero, ¿la soltería como la vivo? A ver, la cartera Louis Vuitton sigue en mi casa y no es porque era de otra persona y el anillo también. No apareció dueña para ninguna de las dos cosas.

—¿Pero busca dueña?

—Sí, incesantemente. No es tan fácil, tampoco hay que apurarse. He conocido muchas menos mujeres de las que dicen que conocí. Hay mujeres que dicen que han estado conmigo y no sé quienes son, pero bueno, al principio me shockeaba un poco eso. A veces ni leo esas notas, tampoco respondo porque peor es aclarar. ¿Cómo tenes prensa gratis en la Argentina? Una de las maneras es decir que saliste conmigo, ¿cómo llegas al Bailando? una de las maneras es decir que saliste conmigo…

—Pero, ¿qué tipo de mujer busca?

—No tengo idea…tal vez millonaria, que me mantenga. No, en serio, busco a alguien con quien estar bien, que me quiera y la quiera.

—Y a usted Evelyn, ¿cómo la trata el amor?

—Yo estoy en pareja, bien, muy contenta y feliz. Es una persona que me llevó a un plano en la vida diferente. Al ser médico y trabajar en el quirófano tratando de salvar vidas tiene una espiritualidad que yo no había conocido. Me llevo a un terreno de la vida muy tranquilo. Hoy después de cuatro años de estar separados digo…

—F.D.: Cuatro años, ¿yo me separé antes?

—E.V.B.: (retoma) Hoy digo que lo logré. Logré estar en el lugar dondé nunca me imaginé que iba a estar, que es tener mi casa en orden, mi vida sentimental con mucho amor y tener mis cuestiones laborales bien. La tele es mi pasión y la prensa es mi forma de vida y tengo todo encaminado. Me falta un poco saber equilibrar, en qué momento ser mamá, cuando trabajar y cuando estar con mi pareja, porque tiendo a trabajar mucho. Lo que quiero es dedicarme a mis hijos y mi pareja.

—F.D.: Es muy difícil estar en pareja con un periodista. Estás todo el tiempo trabajando y hay horarios tremendos, por eso creo que cambiamos tanto de pareja.

—E.V.B.: Yo no lo creo así, nosotros estuvimos veinte años casados y no cambiamos de pareja…

—F.D.: Bueno, debo señalar que Evelyn me tenía mucha paciencia, porque para ella era prioritario que yo trabajara y en ese sentido cuanto más conozco a las mujeres, en algunas cosas, más admiro a Evelyn.

—Evelyn: ¿Para usted está bueno que lo reconozca y la halague así?

—E.V.B.: Sí, pero yo en eso cambié. Creo que una pareja no debe funcionar así. La familia Ingalls no debe estar más, eso de que la mujer esté a disposición del hombre. Muchas veces dejé cosas de mi carrera por la carrera de Fabián y no debe ser así. Tu profesión es lo que te da libertad porque cuando la pareja se termina vos podes mantenerte sola. Me gustaría que todas las mujeres tengamos independencia económica para que nunca más una relación te condicione. Si están con alguien que sea por amor, soy una ferviente admiradora del amor. Hoy me dedico a mis hijos y mi pareja. Y por supuesto a mi carrera y a mi ser, a entrenar por ejemplo. Entreno tres veces por semana.

—F.D.: Evelyn está más linda que cuando estaba casada conmigo.

—E.V.B: Porque me empecé a dedicar a mí. Una mujer feliz va a tener a su familia feliz. Estoy trabajando mucho en el no depender de nadie para ser feliz.

—Y ahora se encuentran en un punto distinto, tras una separación y cambiados, pero de nuevo juntos, trabajando. ¿Hoy se llevan mejor?

—E.V.B.: Aprendimos a llevarnos mejor. Es una búsqueda de respeto y de paciencia, de mucha mucha paciencia. Para llevarse bien con un ex hay que tener mucha paciencia.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios