lunes 8 de marzo de 2021
caras
ACTUALIDAD | 17-05-2016 10:53

Jorge Lanata: "Es un delirio que haya ganado tantos premios"

Fue el ganador de la noche: 3 Martín Fierro más el de Oro. Galería de fotos

Ni Susana, ni Marcelo, ni "Lali", ni Mariano. Lejos de los pronósticos y de la lógica, este Martín Fierro versión 2016 le tenía reservado el traje de gran protagonista a un postulante inesperado. Y no porque a Jorge Lanata le faltaran antecedentes ni méritos, sino porque pocos agoreros de la noche que premia a los mejores de la televisión argentina imaginaron semejante desenlace. Y menos aún, con tantos condimentos que por primera vez emparentaron a los Martín Fierro con una temática más vinculada con la política y otros quehaceres que con el espectáculo en sí. Es predecible que en la noche de los Oscar argentinos haya alegrías y tristezas, emociones y desencantos; pero pocas veces se le dio lugar a los abucheos, a los silbidos, y a un atmósfera de confrontación ideológica que desconcertó a buena parte de la troupe artística.

Más allá de la simpatía o no que genere, Lanata fue el ganador indiscutido de los 46° Premio Martín Fierro. Su programa éxito de los domingos, "Periodismo Para Todos", se llevó las estatuillas en los rubros "Mejor Programa Periodístico" y "Mejor Producción Integral", además de sorprender con el Martín Fierro de Oro. En tanto, a nivel individual, Jorge se llevó la estatuilla de "Mejor labor Periodística" por su tarea al frente del ciclo. "Yo llegué esta noche acá con 19 Martín Fierro en mi carrera, este es el número 21 y solo puedo agradecer. Es un delirio que haya juntado tantos premios en mi vida", explicó antes de recibir el oro. Y fueron justamente sus discursos, pronunciados durante las tres veces que subió al escenario a recibir las distinciones, los que encendieron la polémica y las reacciones. Dialéctico y verborrágico, Lanata no tuvo reparos en confrontar abiertamente con quienes, desde el fondo del gigantesco Salón Pacífico, lo abucheaban y silbaban. "Hablemos un poco de la realidad, los que chiflaron que vengan a chiflar acá adelante mío, yo no tengo problema", desafío. "Los invito, no es para pegarle a nadie, es para que vengan y tengan las bolas de chiflarme acá, porque en el fondo cualquiera lo hace", continuó. Y lanzó una encendida defensa hacia esas denuncias que, en su momento, muchos de sus colegas banalizaron: "Había bóvedas, había bolsos con euros, había estancias, había evasiones millonarias, eran socios. Escuché a mucha gente decir lo contrario durante doce años, respondían como fanáticos, como éstos de atrás. Nos insultaron, se rieron de nosotros, dijeron que habíamos frivolizado todo", destacó con énfasis, ante no pocos aplausos y algunos apoyos incondicionales como el de la periodista Mercedes Ninci.

Lanata y su círculo íntimo se ubicaron en la mesa número 6, muy cerca de las que encabezaron, respectivamente, Mirtha Legrand y Adrián Suar. El emblemático periodista asistió con sus dos hijas, Bárbara y Lola, y no así con su mujer, Sarah Stewart Brown, quien por sensibilidad prefiere no presenciar situaciones en las que se critica a su marido. La mesa la completaron su ex mujer y productora de su programa radial, Andrea Rodríguez, los periodistas Luciana Geuna, Mariel Fitz Patrick (47) y Nicolás Wiñazki, los productores Tamara Florín y Ricardo Ravanelli, y un directivo de APTRA. Casi todos ellos lo secundaron cada vez que se levantó a recibir un premio, y todos lo acompañaron en el momento cumbre de la noche, a las 0:55 del lunes, cuando Suar le entregó el Oro. Ahí llegó el turno de los agradecimientos, comenzando por Luis Ventura, por no haber permitido como presidente de APTRA que "lo personal se interpusiera a lo profesional", y siguiendo por los directivos de El Trece y Radio Mitre, por haberle dado lugar y apoyarlo periodista y técnicamente. "La vida es tan loca que este martes pasado abría mi programa hablando del fracaso y ahora estoy acá, recibiendo el Martín Fierro de Oro. Le digo a los periodistas que recién empiezan: piensen en hacer una carrera, no un éxito", reflexionó. Y se despidió con esa dedicatoria personal, un sello indeleble de un estilo tan explosivo como ganador: "Se lo dedico a Cristina que lo mira por TV".

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios