jueves 19 de septiembre de 2019
caras
ACTUALIDAD | 18-10-2016 20:38

Los 15 de la hija de Cau Bornes y Valeria Lynch

"Tais se merecía esta mega fiesta". Galería de fotos

Fue una noche mágica, única y llena de amor. Así había soñado Tais su fiesta de quince. Y su sueño se cumplió el viernes 14, junto a sus padres Cau Bornes y Valeria Lynch con una fiesta inolvidable en el Espacio Darwin del Hipódromo de San Isidro.

A las 22, los 240 invitados entre los que se encontraban Fernando Burlando y Barby Franco, Raúl y Laura Lavié, Oscar Mediavilla , Patricia Sosa y Fernando Dente entraron al salón que fue ambientado por Vicky De Elizalde y su socia Inés Marcilese. El blanco se lucía en telas que daban calidez al ambiente y el verde en el follaje que cubría las lámparas y los candelabros de hierro forjado, utilizados como centros de mesa. Todos tenían detalles en color salmón para combinar con el vestido de la cumpleañera. “Fue un placer trabajar con ellas. Valeria es una divina, simple y cercana, y Tais tenía muy definido lo que quería. La decoración habló de lo que es ella: fresca, canchera, glamorosa y sofisticada. Logramos lo que queríamos”, dijo Vicky.

Cada mesa tenía el nombre de las ciudades preferidas de la familia. La principal se llamó Londres y era muy amplia, con letras de madera vintage iluminadas que formaban la palabra Tais. La de sus padres y abuela Lorena (mamá de Cau que vino especialmente de Brasil con su sobrino Mauro) se llamaba Santo Angelo, el lugar natal de los Bornes. Gabriel Machado le regaló el book de fotos y posters con la imagen de Tais que se lucían en el salón, mientras que la música de Tommy Muñoz hizo bailar a grandes y chicos y logró que la fiesta no “bajara” nunca. La pista de Funny Floor, vigilada de cerca de Natalia Balbuena y Pablo Cerutti, fue increible y acentuó la imponencia del lugar.

La cumpleañera hizo su aparición en el salón luego de la proyeccción de un video clip protagonizado por ella e inspirado en “Ain’t your mama” de Jennifer López. Acompañada por alumnos de la escuela de Valeria, la escena del video continuó en la pista y Tais sorprendió a todos con su sensualidad, ritmo y la precisión de sus movimientos. Vestida con un sexy enterito negro de Claudio Cosano (quien le regaló los cuatro diseños que usó en la noche) causó sensación.Sus amigos la aplaudieron y luego todos se lanzaron a la pista y no pararon de bailar.

El menú, exquisito fue de Guillén Catering e incluyó una recepción de bocaditos fríos y calientes. Isla American Food (pensada para los chicos), Isla Sushi, Isla Mexicana y Mini parrillada argentina. Como entrada hubo Salmón artesanal con salsa tártara y para los chicos Revuelto de gramajo con papas paille. El plato principal fue lomo especial con salsa de setas y panceta, milhojas de papa y crocante de vegetales. Para los chicos Milanesita de peceto con papas fritas y shot de barbacoa. El postre de los adultos fue Baileys Especial (banana y helado de crema bañados en salsa de Baileys y dulce de leche, y praline con hilos de chocolate) y para los chicos Paraíso de Chocolate (clásico volcán). La mesa dulce fue muy solicitada y ofreció Opera mini, cheesecake tropical. panqueques de dulce de leche. Delicatessen, frutas de estación y shots de variedad de postres. Café y té. El fin de fiesta fue con mini hamburguesitas y pizza. Todo acompañado por vinos y champagne.

A las 23, Tais, hizo su ingreso formal con su exclusivo vestido de 15, de color salmón en gasa de seda natural con falda campana plato y bustier con tranparencias totalmente bordado con cascada de flores de guipiure y micro cristales que caían en la falda. Los zapatos al tono fueron de Micheluzzi y el peinado de Bruno Salas se sostenía con un tocado de cristales de Eduardo Mariscal y Hugo Peralta. El delicado make up fue de Gervasio Larrivey.

Sus hermanos, Federico y Santiago Cavallero, hijos de Valeria, estaban acompañados por sus mujeres Luz Raco y Agustina Vera (ganadora de “High School Musical La Selección”, y protagonista de “Morko y Mali” que emite la señal Disney Junior). Ellos dos fueron los primeros en bailar el vals con la agasajada. El momento de más emoción fue cuando Valeria le dedicó un video con una canción que le compuso especialmente, con arreglos de de su director musical Daniel Vila, llamada : “Un Guiño Al Corazón”. Al final todos sus seres queridos le enviaban mensajes de afecto. “Me gustó todo. Desde que empezó hasta que terminó. El video de mi familia fue lo más emotivo. Mis hermanos son cero demostrativos igual que yo y verlos ahí diciendome cosas tan lindas, me emocionó. Fue lo mejor de toda la noche. Y la felicitación de mis amigos por la fiesta fue lo más”, dijo Tais emocionada.

Cuando aparecieron los robots de led de “Frioxtremo” de Norberto Pereyra con pistolas de frío, las máquinas de papelitos, las tandas de inclemencias de tiempo con lluvia, nieve y otros efectos especiales, la pista se llenó de paraguas, pilotines, gorros, guantes y anteojos de sol. Nadie paraba de bailar.

Las sorpresas se sucedían y el clima de la noche jamás bajó. Grandes y chicos se divertían en un espacio donde no faltó nada ni nadie. Valeria estaba pendiente de Tais en todo momento y supervisó el timing de la velada. “Fue una fiesta soñada como Tais se merecía. Los 15 años son importantes, y nos preparamos mucho para ese momento único, tremendo, de felicidad absoluta. Ella estaba impecable, divertida, aplomada y bárbara. Nada nerviosa mientras yo me comía las uñas”, confesó Valeria mientras Cau Bornes no podía ocultar la emoción. “Estamos felices. Cuando bailaba el vals pensaba que ella es mi mejor poesía, mi mejor obra de arte, es la hija que siempre esperé. El mío es un corazón que siempre está alerta a tanta alegría que Tais le proporciona. Estoy muy contento y agradecido a Dios por tener una hija libre que no tenga límites para volar. Ella hace puentes y no hace muros. Hay un dicho brasilero que dice ‘Es tan creativa que de un limón hace una limonada’. Estoy feliz. Una palabra amplia. Siento que Tais organizó una fiesta en mi corazón”.

Los souvenirs fueron muy elogiados por todos. Eran tubos con un mix de chocolates de Tikal que se disolvían en leche. Fueron realizados artesanalmente por Valeria Couriel y Marcia Cyrklewicz. Luz, la mujer de Federico Cavallero y  nuera de Valeria le hizo especialmente a Tais chupetines de chocolate decorados con granas de colores.

Valeria lució un vestido negro de encaje bordado con transparencias obsequio de Claudio Cosano y su hermano Fabián, zapatos de Carmen Steffens, un peinado recogido de Bruno Salas y make up de Gervasio Larrivey. Todos elogiaron su vestuario y se asombraron por su figura impecable.

Flavio Silva de Hobby Studio Creativo con su profesionalismo habitual, se ocupó de los videos y filmación de cada instante de la fiesta y en la entrada instaló un totem con la foto de Tais en la tapa de CARAS que al soplar pasaban las páginas y se le volaba el pelo. A las 4 am, la batucada de Arturo Blas completó la diversión encabezada por la misma Tais, su padre Cau y su primo Mauro quienes demostraron que tienen incorporado el ritmo brasileño. A esa hora,  la agasajada ya lucía su último cambio de look: una una mini de encaje negra. La noche había sido mejor de lo que Tais había soñado.

Por: Rebeca Peiró y Delfina Ortega Nodar.

Fotos: Ernesto Pagés.

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Actualidad

Minuto de Noticias

Toda la información en 60 segundos.

Espacio Publicitario