miércoles 01 de febrero del 2023
ACTUALIDAD 22-12-2016 13:36

El Polaco, el gran consagrado del año

"Vivi la mejor etapa de toda mi vida". Galería de fotosGalería de fotos

Su rostro trasmite felicidad y su mirada es de pura satisfacción. Es el fiel reflejo de un año de esfuerzo, perseverancia y logros cumplidos. Seguro de sí mismo y con una convicción que lo acompaña en cada palabra, Ezequiel El Polaco Cwirkaluk (29) describe a 2016 como su gran año y no se equivoca. “Fue todo muy mágico. Jamás imaginé llegar a donde llegué en el programa de Tinelli, no me la creía. Siempre fui de los que se paraban en la barra de los boliches para reirse de los que bailaban. ¡Y terminé bailando! Ahora me encanta hacerlo y lo disfruto”, cuenta el polaco a CARAS quien a base de talento, simpatía y carisma, supo consagrarse como la gran revelación del certamen de baile más visto de la televisión argentina. Satisfecho con el camino recorrido y agradecido con el apoyo del público que lo eligió como favorito, el polaco admite: “Se me abrieron un montón de puertas y me pasaron cosas muy lindas. Pero nunca perdí la esencia, el lugar donde nací y de donde vengo.  Soy un chico de barrio de 30 años y lo seré toda la vida, nunca me cambió ni me cambiará la forma de ser.  El“Bailando” hace que te conozca todo el mundo, desde una nena de 2 años hasta una señora de 80, es una locura lo que pasa. Por eso digo que viví el mejor año de mi vida y cumplí mi gran sueño”.  Además de la concreción del gran sueño, el certamen lo conectó con su emotiva historia personal. Tras atravesar una dura infancia —marcada por una mala situación económica, la separación de sus padres y meses de una internación en un centro de rehabilitación a sus 13— por primera vez en muchos años el programa logró reunir a sus papás, Jorge Carlos y Mariana, quienes alentaron a su hijo en las instancias finales.“Mi viejo la sigue peleando y poniéndole el pecho a sus problemas, está mucho mejor. Es mi ídolo. Y mi vieja está muy bien, sigue viviendo en Lanús y vende ollas. Estoy muy orgulloso como hijo y ésto nos unió a todos”, confiesa quien además concretó el anhelo de cantar en vivo un tema de su autoría —“Mis reinas”— junto a sus dos hijas, Sol (9) —fruto de su relación con Karina “La Princesita”— y Alma (3) —de su segunda mujer, Valeria Aquino—. “Ellas son los dos amores de mi vida y el tema lo compuse para ellas”, confesó emocionado.

A medida que avanza la entrevista, en la que se desenvuelve con soltura y una energía que contagia a su alrededor, el cantante y compositor deja al descubierto la gran colección de tatuajes que lleva grabada en la piel.“Me tatué en diferentes momentos de la vida y siempre en distintos lugares. Empecé a los 14 años con la letra P de ‘Polaco’ en el cuello, se habían separado mis viejos y aproveché que no iban a renegar”, recuerda con nostalgia y mientras señala los más significativos dibujos, entre ellos un trébol y una corona que representa a Jesús. Luego hace una pausa y explica: “Tengo el escudo nacional y Las Malvinas porque soy muy nacionalista y amo a mi país con locura. También tengo a mis dos hijas tatuadas en el pecho y una frase que aplico a mi vida entera: ‘Sólo los fuertes saben esperar’, por todo lo que me costó llegar a donde estoy hoy. Le estoy agradecido a Dios por todas las cosas que me dio, soy un privilegiado”. A la hora de seducir, el cantante oriundo de Lanús admite que su mayor virtud es el sentido del humor y que su paso por el“Bailando por un sueño” elevó su target de mujeres.“¡Tengo más levante con las chicas, me encaran más ahora! No me considero un seductor para nada aunque sí entrador por mi forma de ser. Si me gusta alguien soy de ir al frente y digo lo que pienso. Soy enamoradizo, romántico y cuando estoy con alguien me vuelvo muy cargoso, quiero estar todo el tiempo con esa persona. Me gusta cocinarle o cantarle algún tema con la guitarra y mirarla a los ojos”, confiesa el polaco. Si bien durante el año se lo vinculó sentimentalmente con su parteneire, la bailarina Barby Silenzi, el cantante confiesa estar soltero y en la búsqueda constante del amor.“Tuve dos grandes amores que son las madres de mis hijas y no me enamoré más. Hoy sigo buscando el amor aunque todavía no lo encontré; por eso a veces pienso que se me cerró el corazón. Busco alguien compañera y sencilla, no me fijo en lo exterior. Creo que la belleza tiene fecha de vencimiento y el carácter de una persona es lo que enamora para toda la vida”, asevera el Polaco.  Notablemente feliz y entusiasmado, el polaco se prepara para debutar como actor en“Abracadabra”, comedia que estrenará en el verano de Carlos Paz junto a Pedro Alfonso.“Es un desafío hermoso, algo nuevo de lo que voy a aprender un montón. Estoy realmente feliz”, confiesa tras cerrar 2016 con un Estadio Luna Park a localidades agotadas. Reflexivo y sin descuidar su gran pasión, piensa en voz alta:“En mi nuevo disco quiero que se unifique la cumbia, que no sea cumbia pop, villera, cheta, o romántica. En estos momentos del país en vez de criticarnos podemos unirnos para sacarle una sonrisa a la gente y que puedan olvidar sus problemas. Quiero unir a la movida tropical”.

por Sabrina Galante

(Producción: Alicia Blanco)

FOTOS: E.GIMENEZ/PERFIL.

gradecimientos: Atempo Design Hotel. (http://www.atempohotel.com/) - Lauría Prensa y Comunicación.

Galería de imágenes
En esta Nota