miércoles 5 de mayo de 2021
caras
ACTUALIDAD | 14-06-2017 06:20

Cacho Castaña celebró sus 75 años rodeado de sus íntimos afectos

En el mítico “Café La Humedad”, en el tradicional barrio porteño de San Cristóbal. Galería de fotos

Aunque nació el 11 de junio de 1942 después de los dramáticos momentos que atravesó en 2015, cuando estuvo al borde de la muerte, Cacho Castaña asegura que celebra la vida al despertarse cada mañana. Sin embargo su mujer, su “gran salvadora” como él la define a Marina Rosenthal (41), desde que superó aquel difícil momento le organiza grandes fiestas de cumpleaños en las que reúne a todos sus seres más entrañables. “A veces me pellizco para tomar conciencia de lo feliz que hoy soy. Porque sé muy bien que a los 20 o a los 75, sin amor no se puede vivir. Yo aprendí que hay que festejar la vida y el amor todo el tiempo, sin esperar una fecha. En realidad a nadie le gusta sumar años pero eso significa que estás vivo y eso sí que hay que celebrarlo”, asegura un Cacho que ilumina su rostro con una sonrisa permanente. La noche del sábado 10 fueron la propia Marina y su jefa de prensa, Leticia Gourdin, las encargadas de organizar la gran celebración en el mítico “Café La Humedad”, en el tradicional barrio porteño de San Cristóbal. Hasta el salón decorado con globos dorados con las iniciales del homenajeado, llegaron puntualmente los 90 invitados. Susana Giménez, que llegó con su hija Mercedes y su novio Joe, Palito Ortega –llegó a las 4 de la mañana porque venía de un show en el Faena- y Evangelina Salazar, Ana María Picchio, Alejandro Lerner con su mujer Marcela Ibañez, Mónica Gonzaga con su hijo Adriano (19) , Guillermo Coppola y Corina, “Coco” Basile, Oscar Ruggeri, Cacho Fontana con su hija Antonella, Oscar Gonzalez Oro y Fernando Burlando lo abrazaron entre otros. La gran ausente con aviso fue Mirtha Legrand quien se disculpó por no concurrir debido a sus programas de la noche del sábado y el mediodía del domingo. “Hoy disfruto todo lo que la vida me pone en el camino. Aprendí a hacerlo. Le agradezco a Dios cada día que amanece. Pienso que tendría que tener cinco vidas para poder gozar de todo lo que viví. ¡Me considero un guerrero de la vida! Soy un tipo feliz. También me volví más reflexivo y rezo todos los días. ¡Le mangueo a todos los santos que hay! Y Dios me recompensa porque me dio este tiempo extra para disfrutar de la vida. ¡Los milagros existen y yo soy una muestra de ello!”, repite Cacho con su imborrables sonrisa de seductor empedernido. Los invitados se fueron acomodando en las mesas del gran salón mientras comenzaron a degustar algunas delicias del catering de Schuster: bandejeo con crostini de salmón gravlax, mini hamburguesas del soho, bohío de espinacas cremosas, kibbe con humus, sticks de queso, miniaturas de pizas, risotto, milanesitas de novillo, teja crocante con bondiola y coslow, ternera braseada con jugo de oporto y papas rosti y frutillas con nueces flambeadas en rhum con helado de crema y crunch de merengue. Más dos tortas que se sumaron a la hora de soplar las velitas, una decorada con un Obelisco, regalo de su Club de Fans. Alejandro Lerner le cantó el “Happy Birthday” y lo invitó a subir al escenario para juntos entonar su clásico “Todo a Pulmón”. Matías Santoiani presentó un emotivo video que arrancó con Gardel cantando “Volver” y terminó con el propio cumpleañero entonando las estrofas finales. Luego presentó su divertido show de Stand Up Andrés Ini y los “Buenos Muchachos” (salvo el “Bambino” Veira que estaba enfermo) hicieron reir a Cacho hasta las lágrimas rememorando sus mejores momentos. “¡Yo fui un muchacho muy travieso! Pero de esa época sólo me arrepiento de la droga. Todo lo demás estuvo muy bien vivido. Acumulé sabiduría. Amé mucho y fui muy amado. Y hoy tengo a la mejor mujer a mi lado. Marina me enseñó y hoy me acompaña a celebrar la vida y el amor”, exclamó Cacho. Mientras la fiesta se prolongó hasta las cuatro de la madrugada, el cantante también se hizo tiempo para abrir los regalos entre los que se destacaron ropa, libros, perfumes, cremas (Evangalina Salazar fue la primera en sorprenderlo con una ya que le dijo que sabía que era muy coqueto y un “metro sexual”). El entusiasmo del homenajeado fue tal que ya anunció que la gran fiesta se repetirá el próximo 11 de agosto cuando se celebre el cumpleaños de su amado “Café La Humedad”.

por Gaby Balzaretti

Fotos: Jorge Amado by George & Co.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios